ODIO NO, VERGENZA:

ODIO NO, VERGENZA:

Señor Director:

25 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Ahora nos vienen con el cuento de que la mayoría de los colombianos que no nos tragamos la versión que nos dio el doctor Mogollón y los 111 parlamentarios, debemos deponer los odios. Es que nosotros no sentimos odio de ninguna naturaleza, simplemente lo que sentimos es vergenza. Es la vergenza de tener un Presidente y muchos congresistas elegidos con dineros del narcotráfico. Que Colombia sea una narcodemocracia.

Los odios se pueden deponer, la vergenza no. Si mucho, tendremos que resignarnos a vivir con ella. Que se entienda muy claramente nuestra posición: lo que no queremos de ninguna manera son los dineros provenientes del crimen más horrendo que tiene la humanidad. Los dineros de aquellos que han llenado de sangre y dolor a miles de familias colombianas.

Hugo Ruiz M.

Medellín

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.