ZULEIMA DEMOSTRÓ QUE NO TIENE RIVALES PARA LA JABALINA

ZULEIMA DEMOSTRÓ QUE NO TIENE RIVALES PARA LA JABALINA

Zuleima Araméndiz estaba buscando casi con angustia una cerveza. No era porque tuviera sed, ni porque quisiera celebrar su medalla de oro en el lanzamiento de jabalina. Simplemente necesitaba presentar su prueba antidopaje y no había podido.

25 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Así, en medio de esa pequeña angustia, y luego de la premiación, le dedicó la medalla de oro a su mamá no sin antes darle un abrazo.

Aunque su lanzamiento de ayer estuvo muy lejos de su registro, todo forma parte de esa preparación en que anda metida con miras a los Juegos Olímpicos de Atlanta-96.

Siento que me falta preparación en competencia. Ya la Federación me habló de ir a Cuba y a Bahamas, pero hay que esperar a ver qué resulta .

Zuleima está incómoda por el sorbo de cerveza que se tomó y que le molestó la garganta. Sin embargo, es la única manera de poder presentar la prueba, uno de los requisitos exigidos.

Zuleima está tranquila y solo piensa en mejorar.

Uno no sabe qué pueda pasar en las competencias y en todas la lucha es contra las demás atletas y contra uno mismo. Cada día hay que intentar ser mejor , dice Zuleima mientras firma los autógrafos que todo un ejército de chiquillos le pide.

Esta atleta, que ha tenido excelentes resultados en los últimos tiempos, y que se quedó sin rival en Colombia en el lanzamiento de jabalina, dice que no se siente presionada por Atlanta ni por la gente que quiere que ella gane.

No me desvelan los Olímpicos. Duermo hasta que me canse y nada que tenga que ver con eso me afana. Simplemente necesito competir más, porque por lo demás esto bastante tranquila.

Zuleima sabe que la lucha en Atlanta va a ser complicada por el buen nivel, pero solo aspira a mejorar sus actuales registros, ya que no le teme al fracaso.

No le tengo miedo al fracaso porque sé que eso no va a pasar. En esto se puede ganar o perder, pero yo estoy muy positiva y estoy convencida de que voy a mejorar , dice Zuleima, ahora saludando a un chiquillo de ojos café que agitó sus manos cuando la vio pasar.

Zuleima representará a Colombia en los Juegos Olímpicos en una de sus más importantes aventuras deportivas. Ya antes lo había hecho en dos Mundiales cuando era juvenil, pero ahora, en su brazo y en una jabalina está una de las esperanzas colombianas de buena figuración en los próximos Juegos Olímpicos de Atlanta-96.

E.S.G.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.