Secciones
Síguenos en:
¿Quién pone orden en el Código de Tránsito?

¿Quién pone orden en el Código de Tránsito?

"El Código Nacional de Transito (CNT) será un conjunto armónico y coherente de normas y como objeto tendrá, entre otros, la organización del tránsito en el territorio nacional y la prevención de la accidentalidad..." Ese era uno de los objetivos del CNT y así quedó plasmado en las motivaciones de la Ley 769 de 2002 que dio origen a las normas de tránsito que hoy rigen en Colombia.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
30 de abril 2011 , 12:00 a. m.

Pero nada más alejado de la realidad. Por el contrario, esas normas no son ni coherentes ni armónicas, sino que cada año el Código es 'víctima' de una nueva reforma. Para no ir tan lejos, en días pasados se radicaron en el Congreso dos proyectos de ley que apuntan a hacer más drásticas las sanciones para quienes conduzcan borrachos.

Por esta razón, el viceministro de Transporte, Felipe Targa, aseguró que ya está en conversaciones con el Congreso para que se deje a un lado el protagonismo y todos se enfoquen en una sola dirección.

Licencias para motocicletas.

El borrador de este proyecto de ley conocido por Vehículos tiene como novedad la modificación de los requisitos para obtener la licencia de conducción de motocicletas y los hace más exigentes. Pero lo más importante es crea dos categorías. Las licencias deberán diferenciarse de acuerdo al cilindraje entre motocicletas de menos de 500 cm3 y motocicletas 500 cm3 o superior. Quienes aspiren a conducir motocicletas de más de 500 cm3, deberán acreditar que han tenido la licencia para conducir motos de menos cilindraje.

Expertos consultados por Vehículos sugieren que debe haber otra categoría o dividir la licencia en tres. Hasta 150 cm3; de 150 a 500 cm3 y más de 500 cm3 y que la persona pueda acreditar entre uno y dos años de experiencia en cada categoría para obtener la superior.

La 'fiebre de la reformitis'.

Cuando aún no se ha secado la tinta de la última reforma que se dio a través de la Ley 1383 de 2010, que entre otros aspectos, obliga a cambiar las licencias de conducción en un lapso de cuatro años, ya hay varias en camino en el Congreso, entre ellas una que crea la licencia por puntos y otra que modifica las licencias de conducción para motociclistas. En otras palabras, no se ha dado cumplimiento a dicha reforma y ya viene la otra. Pero además, el Ministerio de Transporte está trabajando en una reforma integral al Código enfocada en la seguridad vial y en la que se aspira a subsanar las incongruencias y errores del actual código. Así, el Código se convirtió en una especie de arbolito de navidad al que todo el mundo le quiere poner su adorno en una especie de 'lluvia de ideas' que no van todas al mismo sitio. El problema de esta 'reformitis' según el Ingeniero Civil y experto en Derecho del Transporte, Carlos Francisco Torres, surge cuando el Código queda merced de los congresistas.

"Antes existía un grupo de expertos en temas de tránsito y transporte que estudiaba y redactaba las normas. El Congreso le daba facultades al Presidente y se expedían decretos con fuerza de ley. Ahí los congresistas no metían la mano", explica Torres.

Por esta razón, agrega Torres, se presentan reformas que de forma velada buscan favorecer intereses de agremiaciones, de transportadores, escuelas de conducción y centros de diagnóstico automotor, entre otros.

Y recuerda el caso de un desaparecido congresista que impulsó una reforma hace ya varios años, para que taxis de una compañía en la que tenía intereses pudieran prestar el servicio en Puerto Salgar, sin necesidad de una planilla.

Otro caso frecuente es el de los proyectos 'taquilleros' en materia de votos que además les dan mucha vitrina a los congresistas, como amnistías y rebajas de deudas en comparendos para los conductores. Para algunos, esto no es otra cosa que "fomentar la cultura del no pago".

Licencia por puntos.

De aprobarse esta nueva reforma al CNT, se crearía un sistema de puntos en el que al titular de la licencia de conducción de cualquier categoría, se le asignará un total de puntos los cuáles serán reducidos o recuperados de acuerdo con su comportamiento como conductor. Por la pérdida de 6 puntos, se suspendería la licencia por seis meses, y por la pérdida de 12 puntos, la suspensión sería por cinco años. La pérdida de puntos más drásticas (4), serían por conducir en estado de embriaguez, exceso de velocidad o pasarse un semáforo en rojo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.