Secciones
Síguenos en:
'Paso de reina', de la biblioteca a la trova

'Paso de reina', de la biblioteca a la trova

Un hombre entregado en alma, vida y sombrero, esta es la forma más acertada para definir a Jaime Tulio Hernández, más conocido en el escenario como 'Paso de reina', quien lleva más de 32 años robándoles carcajadas a grandes y chicos, con sus ocurrencias.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
30 de abril 2011 , 12:00 a. m.

"Creo que soy de las pocas personas que puede decir que ha vivido de trovar, aunque he tenido mis altas y bajas, en general, me ha ido bien, claro que en este momento el negocio está difícil, pues mucha gente ha dejado de contratarme, supuestamente, por la recesión económica", comenta con sarcasmo el hombre, de 53 años, que es de la misma generación de otros grandes exponentes de la trova como Juan Guillermo Herrera 'El pollo' y Jairo Jiménez 'El cóndor de Aranzazu', con los que ha contrapunteado en diferentes eventos. En 1979, este pereirano empezó a trovar por curiosidad, pues, como él dice, aunque la habilidad siempre estuvo ahí, ignoraba que la tenía. "Cuando no me acordaba de la letra de una canción que me gustaba, la cuadraba a mi amaño para contar lo que estaba sucediendo", manifiesta 'Paso de reina', quien dice que la trova le ha dado la oportunidad de expresar las ideas que, tal vez, de otra forma no podría.

Su primer acercamiento con su oficio lo tuvo a los 20 años en Medellín, cuando trabajaba en la biblioteca del colegio Liceo Cooperativo La Esperanza, donde cada tarde se reunían estudiantes de derecho de la Universidad de Antioquia a trovar.

"Siempre después del trabajo iba a escucharlos trovar, un día preguntaron quién más lo sabía hacer y me atreví, aunque no tenía ni idea, me quedó gustando y a ellos también, por lo que les pedí el teléfono de Astrocol (Asociación Colombiana de Trovadores) y me invitaron a ser parte del Festival de la Trova de la Universidad de San Buenaventura", recuerda el humorista. Con sus trovas, 'Paso de reina' aconseja a las personas en temas de desamor y los vicios, por eso quiere abrir una empresa dedicada a los temas del corazón. "Tengo buen manejo del lenguaje, por eso quiero ayudar a las personas que se les dificulta expresar sus sentimientos, para que puedan encontrar las palabras adecuadas para una canción, una carta o un poema", cuenta Hernández.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.