Secciones
Síguenos en:
Piano de estreno

Piano de estreno

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
29 de abril 2011 , 12:00 a. m.

El pasado martes se estrenó en el auditorio de la Universidad Jorge Tadeo Lozano un fino piano de cola entera, recientemente adquirido por la Orquesta Filarmónica de Bogotá y elaborado por la casa Steinway en su fábrica de Hamburgo. Hoy y mañana, este mismo piano se usará en el auditorio León de Greiff en la Rapsodia para piano y orquesta op. 48 de Sergei Rachmaninov, dirigida por Arturo Diemecke e interpretada por el pianista ruso Alexánder Shtarkman. Las obras escritas para este grandioso instrumento tendrán una sonoridad muy diferente a la que producen los pianos existentes en el país, que ya acusan fatiga de los materiales y que no han sido intervenidos a fondo para mejorar sus cualidades tímbricas. Sobre este punto coinciden casi todos los concertistas que nos visitan, quienes se declaran sorprendidos por la falta de mantenimiento de calidad para estos delicados aparatos.

Como vemos, en su primera semana de vida, el piano tendrá que ser movido de un lugar a otro para su uso, factor que refleja las dificultades que enfrentan nuestras grandes orquestas al no tener una sede propia donde ensayar, ofrecer sus conciertos y almacenar sus instrumentos. Es como si una clínica tuviera que trastearse cada semana, con quirófanos incluidos, para realizar sus cirugías y hospitalizar a sus pacientes. En las grandes capitales, las instituciones musicales de envergadura cuentan todas con una sede fija para sus actividades y no deben andar trasteando sus costosos y frágiles instrumentos para cada nueva función. Pero especulemos un poco sobre el potencial que ofrece esta compra. ¿Qué tal un festival internacional de piano con competencia incluida para estimular a los nacionales? Hablo de un evento donde se lleven a cabo clases magistrales para nuestros aspirantes a concertistas, uno que ofrezca premios y becas atractivas para los participantes. Y hablando de nuestros concertistas... Si otros países de nuestro continente han dado a luz a gente como Martha Argerich, Gonzalo Rubalcaba o Claudio Arrau, ¿cuándo será que tendremos a los nuestros como solistas en los grandes teatros del mundo? Pasos como este van encaminados en la dirección correcta, pero el proceso se va a demorar mientras los instrumentos musicales sean considerados como bienes suntuarios por la Dian y mientras los pocos pianos que hay se guarden celosamente porque no hay plata para su mantenimiento. Seguiremos lejos mientras nuestra identidad cultural sea la última de las prioridades en la mentalidad colombiana.

acevemus@yahoo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.