HAY 200 ALCALDES DISPUESTOS A RENUNCIAR

HAY 200 ALCALDES DISPUESTOS A RENUNCIAR

Doscientos alcaldes que gobiernan poblaciones afectadas por problemas de violencia, están en pie de rebeldía contra las medidas de emergencia adoptadas por el Gobierno nacional, informó ayer la Federación Colombiana de Municipios (FCM).

26 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Mandatarios locales de seis departamentos advirtieron que están dispuestos a renunciar a sus cargos si el Ejecutivo insiste en aplicar expansivamente las zonas especiales de orden público.

Joaquin Valencia, director ejecutivo de la FCM e interlocutor de los alcaldes, aseguró que estos temen por su seguridad y por la estabilidad de sus municipios en vista de la multiplicación de amenazas provenientes especialmente de la guerrilla.

Valencia dijo que amenazas y presiones han aumentado después de los asesinatos del gobernador del Caquetá, Jesús Angel González, y del alcalde de Solano, Demetrio Quintero, en el mismo departamento, ocurridos hace cinco días.

Informó que el inconformismo es manifiesto en los departamentos del Caquetá, Antioquia, Sucre, Santander, Nariño y la región de Urabá.

Entre los alcaldes que han anunciado su intención de renunciar se encuentran los de Chinácota (Norte de Santander), Barbosa (Santander), Anserma (Caldas) y Corozal (Sucre).

Para ellos, la aplicación de la figura de la zona especial de orden público, decretada ya en cinco departamentos, resulta contraproducente porque se trata de una medida que sublima la guerra y los pone a ellos entre dos fuegos.

Si renuncian los 15 alcaldes del Caquetá, nosotros también lo hacemos, porque hoy seguimos en nuestros cargos es por puro orgullo , dijo el alcalde de Chinácota, Luis Francisco Buitrago.

Navarro demanda De otra parte, el alcalde de Pasto (Nariño), Antonio Navarro Wolff, anunció ayer que denunciará por inconstitucional apartes de la ley 104 de 1993 o ley de orden público que prohibe a los burgomaestres adelantar conversaciones preliminares con grupos subversivos.

Según el alcalde, la Carta Política habla no solo del derecho a la paz, sino que señala expresamente que buscarla es un deber de todos los ciudadanos.

Navarro fue demandado penalmente por el comandante del Ejército, general Harold Bedoya, por haber adelantado contactos con emisarios de las Farc y el Eln que operan en el departamento. Bedoya me demandó, pero ocurre que Constitución mata ley , dijo el burgomaestre.

El alcalde de Pasto se reunió ayer con el director de la oficina del alto comisionado para la paz, Daniel García-Peña, con el fin de obtener autorización del Ejecutivo para seguir con los contactos que viene adelantando con la guerrilla. El Gobierno se comprometió a responder en los próximos días.

Lo que no autoriza la ley es negociar con grupos al margen de la legalidad, pero aquí lo que estamos buscando son alternativas de paz para los colombianos , concluyó Navarro.

Finalmente, el alcalde también se refirió a las zonas de orden público decretadas por el Gobierno y se mostró pesimista frente a los resultados que puedan arrojar.

Dijo que disposiciones de este talante funcionan donde hay presencia del Estado, pero que allí donde la influencia del Gobierno es prácticamente nula, simplemente no se puede hablar de él a través de decretos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.