CORRIDA SIN EMOCIONES TRIUNFÓ CÉSAR CAMACHO

CORRIDA SIN EMOCIONES TRIUNFÓ CÉSAR CAMACHO

Fernando Cepeda es un hombre que seguramente va para Bogotá. Ha hecho gran faena en Cali y aquí ha demostrado que es un lidiador y un artista. Toros de José Joaquín Quintero, más desiguales que el peso y el dólar. Corta faena de capa de Cepeda a su primero, que no se dejó hacer ni un pase. Algunos oculistas dijeron que era operado de la vista. Pero el toro parecía que hubiera resucitado y supiera que la muleta es apenas un trapo: embestía al diestro, y cuando lo iba a matar, miraba al cielo. Cepeda tuvo que pincharlo e intentó muchísimo, y lo devolvieron vivo. Cómo sería que el público ovacionó al torero.

05 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Con lances bien ejecutados a la verónica, Cepeda saludó a su segundo. Estuvo en plan de lidiador. Con la muleta le ejecutó tandas de derechazos, con valor, temple y jugándose con mucha inteligencia. Una faena como la mala suegra: seria, mandona y dominadora. Luego ejecutó naturales de mucha exposición y poderío, para continuar con la derecha. Tres pinchazos y estocada completa. Palmas al diestro, que tuvo que saludar desde el tercio. Fernando Lozano Este diestro no rodó con suerte, en cambio sí por la arena. Cinco verónicas y media, más una revolera, fueron su presentación. Luego inició rodillas en tierra su faena. Llevó al toro al centro del ruedo y ejecutó series con la derecha y al natural, como el mal transeúnte, cruzándose mucho, con valor, ante un animal peligrosísimo que, por tanto exponer el diestro, fue cogido. Se levantó enrabietado, y como el público lo coreaba, ejecutó otras series con valor. Estocada entera. Ya estaba aturdido, y el respetable le brindó otra atronadora ovación.

Le correspondió un segundo, a cien kilómetros por hora. No hubo faena de capa. El burel recibió una vara más rectificada que rin de carro de pobre. Otro difícil de lidiar, con el que Lozano nada pudo hacer, a pesar de intentarlo. No mató con prontitud y sonó un aviso. Como era pitado injustamente, el torero quiso regalar un séptimo, pero el reglamento de esta plaza no lo permite. César Camacho Otra vez triunfó un colombiano. En esta oportunidad un sogamoseño. Su primer toro fue feo, que no iba ni a una vaca en celo. La presidencia lo cambió sin más ni más. Salió otro de Rocha Hermanos, de mejor presentación, al que Camacho le ejecutó un tercio de capa que fue ovacionado. Este torero banderillea, y colocó tres pares de poder a poder. Brindó a su paisano Miguel Angel Bermúdez y ejecutó una faena como novio atrevido en cine, o sea corriendo la mano, por derecha y al natural, pero el animal se puso como bocado grande: no pasaba. Pases marginales y mató de media. Le concedieron una oreja.

Al último de la tarde, faena variada de capa, con dos largas cambiadas, verónicas y chicuelinas. Tres pares de banderillas, entre ellas uno y media al quiebro. Acabó de conquistar al público brindándole el toro, y ejecutó una faena más que todo con la mano derecha, entre olés y ovaciones. Pinchazo sin soltar y estocada completa, y cortó otra oreja, que lo consagró como el triunfador de la tarde.

Mañana, toros de Ernesto González Caicedo, para Emilio Muñoz, Fernando Cepeda y Joselito Borda. Hay que rescatar el valor deltoreo de arte, dicen los asesores EL TIEMPO habló con los doctores Luis Bernardo Gómez Upegui y Gustavo Restrepo Pérez, asesores de la presidencia de las corridas en la plaza de Manizales, para preguntarles el por qué habían sido continuamente abucheados y cuál era su criterio para otorgar los trofeos, y respondieron: Hay que mantener la seriedad de la plaza, rescatar el valor del toreo de arte. Que se preserve la verdad de las suertes; la faena hay que analizarla completa, dándole el valor a cada uno de los tercios, sobre todo la importancia de la suerte suprema, especialmente por la colocación de la espada, donde hay que apreciar tres cosas: ejecución, colocación y eficacia.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.