Secciones
Síguenos en:
¡Renuncie, Alcalde!

¡Renuncie, Alcalde!

Confieso que aún no me puedo creer que tenga que escribir esta columna. Me esperaba que Bogotá exigiera remedios más contundentes a la situación caótica que afronta gracias a la desafortunada administración que la gobierna, pero no es así y, en cambio, nuestro silencio está empoderando de tal manera el delito, que me temo que si no hacemos algo, y muy pronto, las únicas manifestaciones que veremos se harán en defensa de la corrupción y en favor de acabar con la justicia.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de abril 2011 , 12:00 a. m.

La justicia tiene su majestad, pero la política también y no pueden reemplazarse mutuamente. No hay que esperar el resultado de los procesos judiciales para exigir responsabilidades políticas. Ciertamente, el proceso judicial, que debe ser fundamentalmente garantista de los derechos de todas las partes, y no solo de los acusados, está obligado a presumir la buena fe y la inocencia de a quienes imputa. Pero el proceso político no. La rendición de cuentas no es un acto de fe. Siendo esta una democracia en un Estado laico y no una religión, no estamos obligados a "creer" en la buena "fe" de los administradores, sino a solicitarles que rindan cuentas, a preguntarles a fondo por el criterio con el que toman las decisiones y a pedirles que renuncien, si sus explicaciones no son satisfactorias, independientemente de que se pruebe nepotismo, cronismo, soborno o acción en beneficio personal o de su grupo político. La rendición de cuentas y las prácticas de responsabilidad política exigen de los funcionarios el digno acto de renunciar por incapaces, por ineptos, por obtusos, por incompetentes, por inmorales.

El alcalde Moreno siguió concediendo contratos al Grupo Nule a pesar del persistente incumplimiento, de los sobrecostos, de que no pagaban impuestos ni satisfacían los requisitos exigidos, de las denuncias en los medios de comunicación e, incluso, de los cuestionamientos de sus copartidarios, prueba de negligencia en el cumplimiento de sus deberes como administrador de la ciudad que, como defienden los expertos, es una de las peores formas de corrupción. Y no solo es válido, sino imperativo, exigir estas renuncias con diligencia, especialmente cuando la corrupción deriva en la masiva violación de los derechos humanos. Estamos pagando un altísimo precio por el subdesarrollo humano y estructural en el que nos ha dejado la corrupción, pero ahora resulta que la culpa es de los jueces y los fiscales y, mientras tanto, tenemos a los sospechosos de siempre regresando a la administración pública en cuerpo propio y cuerpo ajeno. La impunidad política es la mayor amenaza para nuestra democracia.

Se nos olvidó ejercer como ciudadanos. Renunciamos a la oposición, a la crítica, a la rendición de cuentas. Nuestra carta de derechos se vio vulnerada por un discurso de seguridad que conjuga todos los miedos en nuestra contra y que disolvió por completo la sana vigilancia del ejercicio del poder y el actuar de los poderosos. Ahora resulta que el Alcalde se da el lujo de no responder sobre ciertos temas y de remitir su responsabilidad a los tiempos de los tribunales, cuando lo que hay que preguntarse es si con los resultados de hoy merece seguir en el poder - con lo que eso significa- y si cuenta con nuestra confianza como administrador de nuestros recursos. Hoy, miles de bogotanos sufren las consecuencias de esta crisis y no pueden esperar los resultados del proceso judicial porque sus derechos y garantías fueron y siguen siendo vulnerados por quienes han abusado del poder y de sus facultades discrecionales para convertir lo público en el carrusel de los hampones. Pues con mi silencio no cuente, alcalde Samuel Moreno. En usted, no confío.

¡Renuncie! Twitter: @nataliaspringer

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.