BUENA ESA!, SANTANDER

BUENA ESA!, SANTANDER

La atención principal por la pugna de medallería entre Valle y Antioquia, terminó ayer bien temprano.

27 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Fue entonces cuando las miradas cambiaron de rumbo y quedaron centradas un poco más abajo de la tabla, en el cuarto lugar, que hasta última hora mantuvo la expectativa por la lucha entre Santander y Fuerzas Armadas.

Desde el inicio de los XV Juegos Deportivos Nacionales, Santander fue noticia, no sólo por ser sede de las justas, sino por su brillante actuación deportiva que le valió conquistar la cuarta posición a la escolta de las tres potencias nacionales y, por consiguiente, realizar la mejor figuración de la historia.

Paralelo a este galardón, Santander batió todos los récords posibles en Juegos Nacionales.

Triplicó sus medallas de oro con respecto a la edición de la Costa Atlántica, duplicó el número total de preseas obtenidas, obtuvo los primeros triunfos generales en deportes como boxeo, taekwondo, karate, clavados y ciclismo en pista y además, por vez primera, pudo jugar una final en el fútbol de salón, el deporte de mayor masificación en el Departamento.

Pero lo más valioso fue, sin duda, la cuarta casilla en la tabla general de medallería, igualado en 23 preseas doradas con Fuerzas Armadas, pero con ventaja de tres de plata sobre los militares , lo cual equilibró la balanza a favor de los anfitriones.

El triunfo de la tenimesista Diana Casas, en la modalidad de individuales femenino, le devolvió a Santander el cuarto lugar que mantuvo durante los Juegos el cual había perdido en la víspera luego de la derrota del fútbol de salón el martes en la noche.

Pequeños lunares No obstante, los XV Juegos Nacionales no fueron del todo color de rosa para los anfitriones.

Independiente de los problemas económicos que rodearon en la víspera a la delegación santandereana, el cierre de las justas determinó que la llamada repatriación no surtió los efectos que se esperaban.

La última esperanza de oro que tenía Santander, la tenimesista Diana Casas, fue la única que respondió a las expectativas de la Dirección Ejecutiva de Coldeportes Santander.

En cambio, nombres como los de Tolentino Murillo y Juan Carlos Barón (pesas), Claudia Castillo (baloncesto), Walter Plazas (atletismo), Orlando Casas (tenis de mesa) y parte de los integrantes de los equipos de baloncesto masculino y fútbol, no lograron su cometido de entregarle al Departamento sendas preseas doradas.

Empero, la casta santandereana salió a relucir en esta ocasión y por encima de una discreta preparación, se lograron 23 medallas de oro, 27 de plata y 40 de bronce, para un gran total de 90, sin duda, realmente excepcional.

La gran figura del deporte santandereano fue la pesista y atleta María Eugenia Villamizar Amado, quien cosechó cuatro medallas de oro a su cuenta personal.

Le siguieron en méritos el nadador José Mauricio Martínez, con tres; los patinadores Ana María Reyes Ríos y Miguel Enrique Rueda, con dos, además de Erika Paola Rueda (patinaje), Betsa Guarín (karate-do), Víctor Hugo Pena (ciclismo), Javier Gómez (clavados), Diego Robles, Alexander Camacho, Pablo Sarmiento y Leonardo Rodríguez (lucha), Sandra Nino (pesas), Jorge Eliécer Bautista (pesas), Yolman Sánchez (takwond) y Diana Casas (tenis de mesa).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.