QUÉ SUERTE LA DE LOS CHECOS

QUÉ SUERTE LA DE LOS CHECOS

La República Checa se clasificó para la final de la Eurocopa de fútbol al vencer, en Manchester, en la serie de penales a Francia (6-5), después de que el partido y la prolongación terminaran en empate sin goles.

27 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Francia partía como favorita y no supo aprovechar su mayor calidad. La culpa fue suya. Se mostró tímida y sin ambición desde el primer minuto. Fue la última víctima de los checos, que pueden con todos.

Pese a las bajas con que se presentaba Francia en su centro del campo por lesión Christian Karembeu y Didier Deschamp, la selección checa estaba mucho más diezmada con las ausencias por sanción de los centrocampistas Radek Bejbl y Radoslav Latal, el delantero Pavel Kuka y el defensa Jan Suchoparek.

Al onceno de Aimé Jacquet le correspondía demostrar su poderío. Para muchos era el mejor equipo, el de mayor técnica y el favorito. Pero, la selección francesa en la que creía mucha gente no es la que se vio en el césped de Old Trafford.

La sombra de Eric Cantona, el ídolo del Manchester United, considerado el mejor jugador de la liga inglesa, pero, no convocado a la selección, que ha hecho de Old Trafford la vitrina de sus éxitos, se hacía sentir.

La primera parte de este encuentro fue la peor muestra de fútbol que se ha visto en la Eurocopa. Era el aburrimiento llevado a su expresión máxima.

En la segunda parte, los franceses decidieron destapar el tarro de las esencias que tiene su juego. Pero, lo hicieron en pequeñas dosis. Los checos también se mostraron algo más incisivos y tuvieron alguna oportunidad.

La prolongación no aportó algo. La regla del gol decisivo solo creó más miedo en las ya temerosas desde el primer minuto de partido selecciones francesa y checa.

En la serie de penales, Francia aparecía con ligera ventaja después de su experiencia triunfal frente a los holandeses en cuartos de final. Pero, serían los checos los que se llevarían el gato al agua.

Comenzaron lanzando los franceses, que marcaron toda su primera serie de penales por medio de Zinedine Zidane, Youri Djorkaeff, Bixente Lizarazu, Vincent Guerin y Laurent Blanc. Por parte checa también hicieron pleno en esa primera serie Lubos Kubik, Pavel Nedved, Patrick Berger, Karel Poborsky y Karel Rada.

El siguiente penal fue lanzado por el francés Reynald Pedros, por el centro, y fue detenido. Los checos se vieron en ese momento tan cerca de la victoria, que no había alguien que se atreviera a lanzar el último disparo. Fue Kubik el que se acercó a lanzarlo, pero, el colegiado escocés Leslie Mottram se dio cuenta de que ya había lanzado.

El árbitro se acercó a los jugadores checos, que al final decidieron que fuera Miroslav Kadlec. Sin quererlo, huyendo de lanzar un penal, Kadlec se convirtió en héroe. Su disparo fue directo a las redes y ello significaba el pase de su selección a la final.

Francia quedó eliminada en casa de Cantona...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.