Secciones
Síguenos en:
La eficiencia se mide con el acelerador

La eficiencia se mide con el acelerador

Uno de los argumentos más contundentes a la hora de decidirse por un vehículo nuevo debería ser el grado de eficiencia del motor que posee, término que tiene que ver no solo con el consumo de combustible, sino con la capacidad que tiene para enfrentar nuestra accidentada geografía.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
16 de abril 2011 , 12:00 a. m.

Porque, aun si se trata de una máquina reconocida mundialmente por su calidad, no es lo mismo someterla a nuestras carreteras de montaña, los vaivenes del tráfico y los abruptos cambios de presión atmosférica, que exigirle un andar relajado por autopistas diseñadas para circular de forma constante.

Esto podría significar, de entrada, que el colombiano promedio debería privilegiar la capacidad de respuesta inmediata del vehículo sobre la velocidad tope, pues lo primero le da mayor flexibilidad, por ejemplo, al momento de pisar el acelerador para sobrepasar una tractomula en la carretera, mientras los 'caballos' le permitirán llegar más rápido sin que prime necesariamente el pique. Las dos variables anteriores (capacidad de respuesta y empuje) son fácilmente identificables en la ficha técnica del vehículo, que registra el torque o par máximo que alcanza el motor con relación al número de revoluciones por minuto (rpm) y, por otro lado, a cuántas de esas mismas rpm se alcanzan los caballos prometidos. ¿Qué es mejor? Si el comprador busca velocidad y potencia, debe privilegiar los caballos y la medición del torque debe verla muy cerca al máximo de revoluciones. Por ejemplo, el BMW 320i con motor 2,0L a gasolina genera 170 caballos de potencia máxima a 6.700 rpm con un torque de 210 Nm a 4.250 rpm. Por el contrario, si lo que quiere es flexibilidad, lo primordial de la ficha técnica debe ser el torque, tal como registran los vehículos diesel, que responden mucho más rápidamente cuando el motor está a bajas revoluciones. Por ejemplo, el BMW 320d con motor diesel 2,0L genera 184 caballos de potencia máxima a 4.000 rpm, con un torque de 308 Nm a 1.900-2.750 rpm.

Es el mismo vehículo, pero el primero está 'sobrado' de revoluciones para alcanzar su potencia máxima, lo que le permite buena velocidad tope, pero es menos efectivo en el pique porque requiere que el motor esté revolucionado para reaccionar.

El segundo alcanza su potencia máxima a menos rpm, luego es más quedado en la velocidad de fondo, pero muy eficiente en el pique porque reacciona fácil, aun con el motor 'dormido'.

¿Qué papel juega la caja? No siempre las combinaciones de los fabricantes se piensan para países como el nuestro, en donde la pérdida de potencia y torque de los motores se hace evidente a medida que se va subiendo de piso climático. Las cifras dicen que, a cada 1.000 metros más cerca de las estrellas, 10 por ciento menos de eficiencia del motor. De ahí que se hable de relación 'larga' cuando la potencia se esconde en 4ª y 5ª y el conductor se ve obligado a circular utilizando cambios cortos para 'sentir' el motor. Esto sucede porque los fabricantes no se adecuan a las necesidades del país a donde están llegando, o como dicen ellos mismos, no 'tropicalizan' sus conjuntos motores. La recomendación es mirar la ficha técnica que entregan en el concesionario y comparar las relaciones de caja y diferencial con las que registra la carta original. Si son iguales (el 95 por ciento de los casos es así), pida una prueba de ruta por lugares que impliquen forzarlo (subidas empinadas). .

Así se miden torque y potencia El torque es la medida de la fuerza que se necesita aplicarle a una varilla para hacer girar un objeto, y se mide en newtons/metro. Pero este solo esfuerzo no es suficiente si no se logra mover la pieza adecuadamente, de ahí que se requiera potencia para lograrlo, la cual se mide en caballos o kilowatios.

¿Qué tienen que ver los equinos con los carros? La potencia como medida nació hace más de 200 años, cuando el científico JamesWatt quiso investigar la rata a la cual podían alzar los caballos de tiro el carbón en las minas. Para ello midió la masa de carbón que se debía mover y la distancia de la alzada, y la dividió por el tiempo que les tomaba hacer este trabajo. Se dio cuenta de que los caballos levantaban 33 mil libras a lo largo de 30,48 centímetros de distancia, cada minuto. A eso lo llamó 'caballo de potencia'. En el sistema métrico, un caballo equivale a 0,746 kilowatios, lo cual significa que un motor que da 100 caballos produce 74,6 kilowatios o al revés: si la ficha técnica dice que alcanza los 100 kilowatios, significa que tiene 134,1 caballos de potencia.

308 Newtons/metro de torque a 1.900-2.750 revoluciones Como el que regsitra el BMW 320d Diesel significa para el usuario que tendrá buen pique, pues, a bajas revoluciones (es decir, con el motor aun 'dormido', el carro reaccionará fácil al pedal del acelerador

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.