QUÍNTEX NECESITA CAPITAL

QUÍNTEX NECESITA CAPITAL

El Grupo Luis Carlos Sarmiento Angulo estaría dispuesto a capitalizar a Química Industrial y Textil (Quíntex) en 10.000 millones de pesos.

27 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Una base de acuerdo concordatario preparada por la empresa fue presentada ayer ante los acreedores de la empresa, durante la segunda parte de la audiencia preliminar de la compañía.

Durante la reunión, el presidente de la empresa. José Vallejo, dijo que Quíntex tiene un déficit de caja que le ha impedido la compra de materias primas.

Por esa razón, la planta está parada, ya no hay producto para vender y están en cesación de pagos.

El directivo dijo que la división de productos de Nylon está parada desde hace un mes. Los 177 trabajadores de esa división están en sus casa y gozan de una licencia remunerada.

Vallejo también sostuvo que aunque aún no se ha suspendido la producción de poliéster y acetato pero que ante la difícil situación en pocos días quedará paralizada.

Las bases del acuerdo plantean que se requieren recursos frescos por 20.000 millones de pesos para refinanciar la actividad productiva.

El grupo de accionistas mayoritarios capitalizaría 10.000 millones de pesos en recursos frescos, cabe recordar que la Financiera Colombiana y el Banco de Bogotá tienen el 60 por ciento de la composición accionaria de Quíntex y son de propiedad del Grupo Luis Carlos Sarmiento.

Según Vallejo, para salvar a Quíntex deben intervenir los accionistas, los acreedores, el Gobierno y los trabajadores.

Por eso le han solicitado al Instituto de Fomento Industrial (IFI) recursos frescos por 10.000 millones de pesos y la capitalización de 3.000 millones de pesos de sus créditos en acciones.

Los demás acreedores tendrían que capitalizar 13.000 millones de pesos en acciones. Las acreencias totales de Quíntex ascienden a 35.000 millones de pesos.

Vallejo aseguró que con esa capitalización el flujo de caja sería suficiente para pagar deudas.

El asesor laboral de la empresa, Iván Tovar Perdomo, también aseguró que es necesario terminar el contrato de 300 empleados y suspender las actividades de la planta durante 20 días para hacer adecuaciones tecnológicas, pero que las dos solicitudes aún no han sido contestadas por el Ministerio de Trabajo.

En la audiencia de ayer se logró acuerdo sobre los créditos objetados, excepto sobre las cuantía correspondientes al Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) y la Aduana de Bogotá.

También quedaron pendientes de respuesta créditos extemporáneos por 645.000 millones de pesos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.