SPIELBERG, EL DINOSAURIO

SPIELBERG, EL DINOSAURIO

Conocemos sus dientes amarillentos y puntiagudos, sus malignos ojos de reptil, su piel verdosa y correosa, sus pasos lerdos y pesados y los verdes bosques por los que se pasean. Terodáctilos, braquiosaurios, velocirráptors, tiranosaurios, estegosaurios y demás especies que el señor Spielberg nos ha puesto en la pantalla gigante, también aprendimos a reconocerlas.

29 de julio 2001 , 12:00 a.m.

Conocemos sus dientes amarillentos y puntiagudos, sus malignos ojos de reptil, su piel verdosa y correosa, sus pasos lerdos y pesados y los verdes bosques por los que se pasean. Terodáctilos, braquiosaurios, velocirráptors, tiranosaurios, estegosaurios y demás especies que el señor Spielberg nos ha puesto en la pantalla gigante, también aprendimos a reconocerlas.

Ya vimos cómo se comen a la gente y destruyen laboratorios y vehículos. Ya hasta podemos identificar en qué momento el monstruo atacará a uno de los diminutos pero suculentos protagonistas.

Pero lo más increíble de todo es que seguimos con ganas de ver más de estos monstruos. Así lo demuestran las taquillas de todo el mundo. Para no irnos tan lejos, en Colombia Jurassic Park III ocupa el primer lugar en boletería.

Lo maluco del asunto es que el mercado de los dinosaurios ya se volvió marca registrada de Spielberg, porque de valor cinematográfico escasea. Y qué decir de contenido mínimo de historia o suspenso?. Basta con ver el trailer (los cortos) de la película. No vale la pena ir más allá.

Y esta vez hasta hace pose de patriotero con un final digno más bien de El día de la independencia o de Pearl Harbor, con el despliegue de una armada gringa, como siempre, presumiendo de invencible.

No se puede negar que en su momento Jurassic Park marcó un hito en materia de entretenimiento y efectos visuales. Pero la misma fórmula está tornándosele manida a Spielberg.

Ahora la pregunta es quién lo para? Porque mientras la maquinaria de hacer dinosaurios como empanadas le siga funcionando en taquilla, los seguirá reencauchando como una vieja rueda de bicicleta.

Así que no es de extrañar que, como tantos otros y deprimentes casos (Rambo, Rocky, Pesadilla sin fin, etc), vendrán cuartas, quintas y hasta sextas partes de Jurassic Park. Hasta pueden presentirse títulos como Dinosaurios en Nueva York, La novia del dinosaurio, El dinosaurio y el Hommo sapiens u otra pendejada que signifique dólares.

Cuántas partes harán falta para que Spielberg se de cuenta que ya estuvo bueno de tanto dinosaurio?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.