TODOS PIERDEN NADIE GANA

TODOS PIERDEN NADIE GANA

A 113 se elevó el número de atentados dinamiteros perpetrados este año por la guerrilla contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas. Eso ha mantenido suspendidas las operaciones por este tubo, y por ende la producción petrolera, por cerca de 120 días.

29 de julio 2001 , 12:00 a.m.

A 113 se elevó el número de atentados dinamiteros perpetrados este año por la guerrilla contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas. Eso ha mantenido suspendidas las operaciones por este tubo, y por ende la producción petrolera, por cerca de 120 días.

Esta situación ha provocado el derrame de 206.000 barriles de crudo y no ha permitido la extracción de 17 millones de barriles, de acuerdo con los informes de la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol).

Las reparaciones del oleoducto han costado 2.2 millones de dólares.

Los ataques de la guerrilla no han permitido que se causen regalías para Arauca por unos 62.330 millones de pesos y al país le han generado pérdidas por unos 408 millones de dólares.

Esto sin contar los daños ecológicos causados en los sitios de los atentados y la respectiva contaminación de suelos y ríos.

Del total producido en Caño Limón el 85 por ciento le pertenece al país y el restante 15 por ciento es para la Occidental, operadora del campo.

En los últimos cinco meses de este año, julio ha sido hasta el momento el mejor en materia de bombeo, pues durante 12 días ha operado el oleoducto. Desde el miércoles el bombeo está suspendido por un nuevo ataque dinamitero en Saravena.

Hasta mayo los atentados contra el tubo en su gran mayoría fueron cometidos por guerrilleros del Eln. Sin embargo, a mediados de ese mes, este grupo guerrillero prometió una tregua para el ducto que nunca se hizo realidad pues de inmediato las Farc empezaron a dinamitarlo.

El departamento y el municipio de Arauca son los más afectados por esta situación, pues el 90 por ciento de sus ingresos proviene de las regalías petroleras.

Actualmente la gobernación de Arauca tiene cuentas por pagar por el orden de los 19.366 millones de pesos. La inversión está paralizada.

El alcalde de Arauca, Jorge Cedeño, dijo que la falta de presupuesto le ha impedido al municipio mantenerse al día en los sueldos y adelantar algunos programas de salud que estaban previstos, entre ellos la puesta en servicio del hospital Materno-infantil.

La alcaldía de Saravena, entre tanto, anunció que retirará a 26 de sus empleados ante las dificultades que tiene para pagar la nómina.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.