EL ELEFANTE COMIENZA A CRECER EN PANAMÁ

EL ELEFANTE COMIENZA A CRECER EN PANAMÁ

El escándalo por dineros calientes en la campaña del presidente, Ernesto Pérez Balladares, pareció abrir la puerta a otros casos similares en Panamá.

28 de junio 1996 , 12:00 a.m.

En efecto, la investigación sobre el ingreso de dinero del Cartel de Cali a la campaña presidencial panameña en 1994 ahora también apuntará a legisladores del partido gobernante y a políticos de la oposición, dijeron funcionarios.

Un miembro de un partido opositor dijo ayer que más de 30 cheques de compañías fachada del narcotráfico vinculadas con José Castrillón Henao, quien supuestamente controla las operaciones de alta mar del cartel de Cali, entraron a las campañas de legisladores del gobernante Partido Revolucionario Democrático (PRD).

Se habla de más o menos 30 cheques de empresas vinculadas con Castrillón Henao , dijo una fuente que solicitó no ser identificada. Van a salir más nombres , agregó.

También la oposición Además, el opositor Partido Renovación Civilista (PRC) reconoció que en la campaña electoral de 1994 recibió una donación de una sociedad vinculada a Castrillón Henao.

El presidente del PRC, Tomás Herrera, dijo en declaraciones de prensa que la Sociedad Pesqueros S.A (señalada como una de las empresas de Castrillón) donó unos 2.000 dólares a la campaña política de su partido.

Entre tanto, el embajador de Panamá en Costa Rica, Félix Estripeaut, reconoció que había recibido los dos cheques por valor de 51.000 dólares que donó a la campaña del Presidente de la República el presunto narcotraficante colombiano. Así mismo, el vicepresidente segundo Felipe Virzi, se presentó voluntariamente a declarar en la Procuraduría General para aclarar su participación en este narcoescándalo .

El embajador Estripeaut reconoció, poco antes de prestar testimonio en la Procuraduría, que recibió los dos cheques y se los entregó al vicepresidente Virzi para incorporarlos al fondo de la campaña presidencial.

Confirmó a su vez que uno de los cheques se lo dio el abogado de Castrillón, Dámaso Díaz, quien, sin embargo, negó en declaraciones a la prensa que hubiera hecho esa gestión y afirmó que sólo transmitió el interés de su cliente por contribuir económicamente a la campaña.

Paralelamente, el diario The Miami Herald en su edición de ayer dice que Pesqueros S.A. una de las compañías que tenía vínculos con Castrillón y que esta siendo investigada por la Procuraduría de Panamá, habría girado cheques por cantidades que superan los 250.000 mil dólares a Rogelio Alba, un congresista que apoya a Balladares, y al Partido Civilista de Renovación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.