FUERZA AÉREA ESTADOUNIDENSE TIENE 50 HOMBRES EN MARANDÚA

FUERZA AÉREA ESTADOUNIDENSE TIENE 50 HOMBRES EN MARANDÚA

Unos 50 hombres de la Fuerza Aérea de Estados Unidos están acantonados en la Base Aérea de Marandúa, a unos 40 minutos en helicóptero de Puerto Carreño (Vichada).

25 de junio 1996 , 12:00 a.m.

El mismo sitio es compartido por cuatro colombianos que ayudan con la operación del radar instalado por el gobierno estadounidense en esta zona de los Llanos Orientales.

Desde allí, durante las 24 horas del día se vigila el espacio aéreo del oriente colombiano y la frontera, además se controlan las operaciones de los aviones al servicio del narcotráfico.

A ese punto, conformado por 66 mil hectáreas del inmenso llano, ubicado entre los ríos Tomo y Terecay, llega cada día de por medio un avión del país del norte con víveres para sus hombres, mientras que cada mes aterriza un carguero con víveres para los colombianos.

Aproximadamente a un kilómetro del sitio donde están ubicados los militares estadounidenses, se encuentran acantonados 160 hombres de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) adscritos al Comando Específico del Oriente (CEO) con sede en Puerto Carreño.

La iluminación de la pista, con sus 3.000 metros de longitud, le costó a los Estados Unidos 1.2 millones de dólares (aproximadamente 1.286 millones de pesos), lo cual convierte a Marandúa en la más moderna Base Aérea de la Orinoquia.

En la Base Aérea de Marandúa el Gobierno colombiano ha invertido 1.500 millones de pesos en la construcción de las primeras obras de infraestructura. Para este año, se programó una inversión de 1.700 millones para la construcción de la planta física conformada por los alojamientos para más de 800 hombres y el comando, entre otras obras.

En el año 2005, la Base Aérea de Marandúa, que actualmente es el único almacén que tienen los colonos del Vichada en 400 kilómetros a la redonda, debe estar completamente construida y en pleno funcionamiento.

El proyecto de construir una base aérea militar en la región fronteriza ásegún el investigador Carlos Monará había sido concebido desde principios de los años 70s, cuando las discusiones sobre la delimitación de algunas áreas marinas con Venezuela, llamaron la atención sobre el desguarnecimiento del espacio aéreo en esta parte del territorio colombiano. Sin embargo, en el 82 el proyecto es promocionado para la colonización y desarrollo de los territorios nacionales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.