Secciones
Síguenos en:
Choferes ebrios se salvan de la cárcel

Choferes ebrios se salvan de la cárcel

Indignación. El sentimiento general al hablar de los conductores que manejan en estado de embriaguez es de condena: "Es una conducta criminal", asegura el diputado español Jordi Jané, experto en seguridad vial.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
10 de abril 2011 , 12:00 a. m.

"Debe criminalizarse esta conducta, pues manejar un vehículo es una conducta peligrosa, y hacerlo en estado de embriaguez potencializa los riesgos de ocasionar daños", dice el ex magistrado Jaime Córdoba Triviño. Si eso se tiene tan claro, entonces ¿por qué se hundió esta semana en el Congreso la iniciativa que buscaba penalizar a aquellos que manejan borrachos? Hay opiniones encontradas al respecto. El proyecto, presentado por el senador Roy Barreras, pretendía convertir en conducta punible y llevar a la cárcel a quien manejara un carro o moto bajo el efecto de sustancias o un nivel de alcohol de segundo grado (algo así como cinco copas de vino en la sangre). Por 34 votos contra 25, la iniciativa no pasó.

Quienes votaron en contra explican que el proyecto tenía fallas estructurales.

Para el senador Luis Carlos Avellaneda, por ejemplo, aumentar las penas no garantiza la reducción de los delitos. "Nuestro sistema carcelario no cumple los objetivos de resocialización que buscaría esta medida. Quien atropella no es un delincuente nato y, en prisión, podría convertirse en uno. Es más efectivo un trabajo en pedagogía preventiva". Explica, además, que ya está legislado que quien cause muerte o lesión por manejar bajo los efectos del alcohol comete un delito culposo o con dolo eventual (ver recuadro).

De igual forma, para el senador Luis Fernando Velasco, la idea de volver esta acción en un delito con una pena entre ocho días y un mes de prisión jugaría un efecto contrario: volverlo excarcelable y así no cumplir con el objetivo de capturar a los borrachos. "Propongo que esa acción sea considerada como una contravención con arresto que no se pueda eludir de 15 a 30 días, y si hay reincidencia se considere delito con sanción fuerte".

Casa por cárcel Para los defensores de la medida punitiva, esta decisión envía un mal mensaje a las víctimas de los accidentes de tránsito (ver estadísticas). Para Mary Bottagisio, directora de la Liga contra la violencia vial, al hundirse el proyecto se reafirma que se seguirá castigando al homicida con la casa por cárcel, algo que, según ella, no es efectivo. "A mi hermana la atropelló un hombre que había estado en prisión por porte ilegal de armas y por extorsión.

Además, tenía 177 comparendos encima". Recibió detención domiciliaria, sin control, y al cumplir las dos terceras partes le dieron libertad condicional y volvió a ser detenido por conducir en estado de embriaguez. "No pudimos hacer nada contra él. Con la legislación actual es imposible".

Por ello, la representante Gloria Stella Díaz, que logró con la Ley 1326 del 2009 incluirle agravantes al hecho de conducir ebrio, tiene sobre la mesa dos proyectos de ley que buscan, por un lado, convertir el homicidio por embriaguez en delito doloso, y por el otro, crear el sistema de licencia de conducción por puntos (ver caso español) para incentivar las buenas prácticas.

Con todo, para Córdoba Triviño, modificar una conducta de culposa a dolosa a través de una ley es inconstitucional. "La responsabilidad la determinan los jueces según las pruebas, y no el legislador". El debate está sobre la mesa.

- España logró bajar 50% los muertos Del 2001 al 2009 bajaron 52 por ciento las muertes en carreteras. Jordi Jané, de la Comisión de Seguridad Vial del Parlamento Español, explica que allí se estableció un tope en el nivel de alcohol en la sangre que hace delincuente al chofer, haya o no cometido un accidente. Se castiga con cárcel (por reincidencia), multas y con trabajo social con víctimas de accidentes de tránsito. Y se creó un permiso de conducción de 12 puntos que se van perdiendo al cometer faltas, hasta perder la licencia. También se premia al buen conductor.

- Lo que hay actualmente La ley 1326 del 2009 modificó el artículo 110 del Código Penal colombiano, aumentando las penas para los conductores que cometan homicidio culposo: -Si lo hacen bajo el influjo del alcohol: de 4 a 27 años de prisión (antes era de 3 a 13). -Si el chofer abandona el lugar de los hechos: se aumenta de la mitad al doble de la pena.

-Si no posee licencia de conducción: aumenta de una sexta parte a la mitad.

-Si transporta pasajeros, niños o carga: sube de la cuarta parte a la tercera. Y la ley 1383 del 2010 suspende la licencia de conducción y aumenta las multas por conducir ebrio: -De 3 a 10 años (antes era de un año).

-Si hay reincidencia, se cancela la licencia.

-Para los conductores particulares la multa aumenta de 30 a 45 salarios mínimos mensuales; para los públicos, de 45 a 90 salarios mí HELGON

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.