EL CLIMA SE VOLVIÓ TOMADOR DE PELO

EL CLIMA SE VOLVIÓ TOMADOR DE PELO

Los bogotanos están desconcertados con el clima que por estos días hace en la ciudad. Algunos como Gabriel Molina, empleado de 25 años, afirman que lo mejor es no llevar chaqueta y ponerse dos camisetas por si llueve.

29 de junio 1996 , 12:00 a.m.

Otros como Jhon Jairo Beltrán, estudiante de 18 años, aseguran que es mejor ser prevenidos y salir bien abrigados porque aunque por la mañana hace sol, por la tarde puede caer un aguacero.

Para Cristina Sandoval, que desde hace siete años es lustrabotas en el parque de Lourdes, el problema del clima es grave porque su negocio se ve afectado. Explicó que si llueve no puede trabajar pues su puesto está al aire libre.

Queremos sol es el llamado que hacen Catherine Pulecio y Marcela Henao, estudiantes de 17 años. Para ellas el clima actual es de invierno y por ello se abrigan bien.

Por su parte, Edgar Hernández aseguró que los informes que hacen las autoridades sobre el clima son muy malos porque desorientan al ciudadano.

Otras personas como Juan Carlos Vaca, biólogo de 30 años y Gonzalo, un vendedor ambulante de 40 años, afirman que el clima es medio porque a veces hace calor y a veces frío. Vaca añadió que en Bogotá debe haber mucho efecto invernadero porque aún en invierno hace mucho calor.

Por su parte el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) aseguró que Bogotá y gran parte del país se encuentran en un periodo anormal de lluvias debido a dos factores.

Estos son la presencia sobre el territorio nacional de la Zona de Confluencia Intertropical (ZCIT) y el paso de ondas tropicales por Colombia.

La ZCIT es un cinturón de 150 kilómetros de ancho en el que confluyen los vientos del nororiente y los del suroriente. Estos vientos arrastran nubes cargadas de agua que en alguna parte se desgajan en aguacero.

La ZCIT tiende a desplazarse hacia donde hay verano. Como en el norte de América hay verano actualmente, la ZCIT tiende a irse hacia allá y por eso está sobre Colombia.

Las ondas tropicales son vientos fuertes que llegan desde el Africa arrastrando nubes cargadas de agua y que pueden convertirse en huracanes.

El Ideam añadió que universalizar los pronósticos es muy difícil, sobre todo en una ciudad como Bogotá, porque el clima es impredecible aunque se tengan equipos muy sofisticados para estudiarlo.

Aseguró que según las imágenes de los satélites el tiempo lluvioso continuará hasta principios de julio. Vendrá luego un verano muy corto y el país entrará en el segundo periodo de lluvias que irá desde septiembre hasta noviembre.

Y como no es posible predecier con certeza el clima de la ciudad, pues simultaneamente en un sector hace sol y en el otro llueve, los bogotanos tendrán que acostumbrarse a salir de sus casas prevenidos.

En una mano habrá que cargar paraguas por si llueve, y en la otra la chaqueta o el saco.

Unos rogarán para que cesen las lluvias y otros para que el verano que viene no se alargue mucho. Como todo es cuestión de gustos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.