UNA FUSIÓN CON INTERFERENCIAS

UNA FUSIÓN CON INTERFERENCIAS

En las últimas semanas ha circulado entre los cinco comisionados de la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC), un voluminoso documento preparado por los investigadores de dicho organismo. Tras meses de preparación, el borrador de recomendaciones presenta un detallado análisis antimonopólico de la anunciada compra de Turner Broadcasting System Inc.

28 de junio 1996 , 12:00 a.m.

por parte de Time Warner Inc., operación valorada en US$7.500 millones.

Su conclusión: detener el acuerdo.

Los funcionarios de la FTC han solicitado una batalla judicial contra el gigante de medios de comunicación y espectáculos. En las últimas semanas han reunido nuevas pruebas, entrevistado a otros detractores del acuerdo y dado los últimos toques a sus propios argumentos para convencer a los miembros de la Comisión.

Mientras tanto, los estrategas de Time Warner y Turner han iniciado una arriesgada maniobra contra los miembros de la FTC con el fin de proteger la megafusión. De concretarse, la compra crearía una de las mayores compañías de medios de comunicación, con una facturación superior a los US$20.000 millones que incluye televisión por cable, libros, revistas, películas, música, servicios telefónicos e incluso Internet.

Además, según explica Gene Kimmelman, codirector de la oficina de Wa-shington de un grupo de defensa del consumidor, si este acuerdo no se reformula significativamente, se interpretará como una luz verde para que otras compañías de comunicaciones estudien fusionarse .

Sólo pequeños cambios En América Latina, Time Warner y Turner tienen una importante presencia en el sector discográfico y la televisión por cable, donde se ofrecen canales como CNN, Cartoon Network y TNT.

En varias reuniones, las compañías han llevado el caso directamente a algunos altos funcionarios_ sin la presencia de los investigadores_ para explicarles la situación. Ahora se han concentrado en William Baer, director de la oficina de Competencia y amigo de Robert Pitofsky, presidente de la junta de la FTC, con la esperanza de llegar a un acuerdo que permita seguir adelante con la adquisición y limitarse a algunos cambios menores.

Sin embargo, mientras la FTCy las compañías negocian la paz, también se preparan para una batalla en los tribunales. La FTC ha reunido declaraciones de más de 100 competidores y clientes potenciales que sostienen que la fusión sería negativa para la libre competencia. La Comisión ha contratado a dos economistas expertos en el tema y reconocidos en EE.UU., para delinear el caso. Los funcionarios de la FTC, incluido Baer, se han reunido con detractores del acuerdo para determinar la mejor manera de presentar una demanda.

Preparados para la batalla En el caso de las compañías: Nos preparamos para la batalla , dice una fuente de la empresa. Han recurrido a cuatro de sus propios expertos y a un equipo de 50 abogados de dos importantes firmas de Nueva York: Cravath, Swaine &Moore para Time Warner, y Skadden, Arps, Slate, Meagher &Flom para Turner, además de la firma Jones, Day, Reavis &Pogue, de Washington, para Tele- Communications Inc. El operador de cable posee el 21% de Turner y podría quedar con una participación del 9% en la nueva empresa.

Nadie descarta la posibilidad de que se logre un acuerdo extrajudicial y fuentes familiarizadas con las dos compañías dicen que confían en que la adquisición se aprobará. Time Warner y Turner, animados por el progreso de las conversaciones, a pesar de la lentitud, han suspendido la cuenta regresiva que obligaría a la FTC a tomar una decisión en dos semanas. Incluso algunos detractores del acuerdo esperan que la Comisión llegue a un arreglo. Time Warner les ofrecerá algo y entonces habrá un acuerdo , pronostica un abogado de una empresa que se opone a la fusión.

Pero las fuentes sostienen que los investigadores de laFTC creen que pueden ganar el caso y están dispuestos a llevarlo a los tribunales. Algunos indican que los problemas relacionados con la competencia son tan grandes que no se resolverán a menos que, por ejemplo, vendan los sistemas de TV por cable de Time Warner o CNNde Turner, medidas que ambas compañías ciertamente rechazarían.

Las dos empresas se enfrentan a la difícil tarea de convencer a Pitofsky, estudioso de los casos antimonopólicos y que ha señalado los peligros de las fusiones de grandes empresas. Pitofsky se ha preocupado por el caso de Time Warner como ningún otro funcionario en su primer año en el cargo, después de luchar para que su dependencia_ y no el Departamento de Justicia_ revisase la fusión.

Tras analizar el acuerdo durante nueve meses, los investigadores de la FTC argumentan que la fusión Time Warner-Turner controlaría la distribución de programas de 63 millones de clientes de TV por cable en EE.UU., además de su producción. TCI y Time Warner dominarían más del 40% de la industria estadounidense de TV por cable, según cálculos de los expertos. Lo que es más, la nueva firma controlaría una gran cantidad de canales de cable de mayor demanda, entre ellos HBO y CNN.

Por su parte, las telefónicas regionales han manifestado su preocupación por una cláusula de la fusión que otorgaría a los sistemas de cable de TCI el derecho a comprar con descuento programación de Turner durante 20 años.

Los abogados de las compañías, liderados por Robert Joffe, socio de Cravath, argumentan que el análisis de los investigadores ofrece una perspectiva demasiado estrecha del mercado. Indican que Time Warner-Turner se enfrentará a una gran competencia de todos los sectores. Algunos acontecimientos recientes tienden a confirmar dicha opinión. Esta semana,TCI confirmó que distribuirá el nuevo canal de noticias de 24 horas de NewsCorp., que competiría directamente con CNN. Por su parte, AT&T ha anunciado una enérgica campaña con su socio en la televisión por satélite destinada a ganar abonados entre los clientes de la TV por cable.

Abrir una brecha Como los abogados no han logrado convencer a los investigadores del caso, han decidido acudir directamente a los jefes: Baer, y George Cary, otro alto funcionario de la Comisión. Ambas empresas han sostenido una serie de reuniones informales sin los investigadores, que según algunos podría sentar un precedente en la materia. Una persona cercana a una de las empresas reconoce que las compañías esperan abrir una brecha entre los investigadores y la cúpula de la FTC.

Desde un punto de vista práctico, Baer es el funcionario más importante por su vínculo con Pitofsky. Baer se integró a la FTCdespués de trabajar con éste en la firma de abogados Arnold &Porter. Según especialistas en casos antimonopólicos, ambos funcionarios tienen un patrón de conducta similar a nivel profesional. Por ahora se dispone de pocos detalles, pero las empresas no han ofrecido ninguna concesión que pueda tranquilizar a las autoridades. Uno de los puntos más conflictivos es el acuerdo de TCI para comprar programas. Sin embargo, el cambio de esta cláusula podría significar el veto definitivo a la fusión por parte del impredecible presidente de TCI , John Malone.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.