Secciones
Síguenos en:
La ruta de las basuras de alto riesgo

La ruta de las basuras de alto riesgo

Iván Rodríguez era un conductor de carretera y Saúl Lozano, vendedor de leche en bolsa. Pero desde hace tres años, los dos hacen un oficio, al que más de uno ha renunciado antes de terminar el primer día de trabajo: manipulan residuos infecciosos o de riesgo biológico. En otras palabras, manejan residuos peligrosos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
08 de abril 2011 , 12:00 a. m.

Ellos trabajan en esa ruta del transporte, para algunos desagradable, que cada año alza 10.000 toneladas de desechos infecciosos generados por hospitales, centros de tatuajes y de estética facial, veterinarias, droguerías, laboratorios, cementerios, funerarias, morgues y peluquerías. Es la ruta que cubre Ecocapital -la empresa que el Distrito contrató, desde hace siete años, para manejar estos residuos- y en la cual los operarios corren el riesgo de resultar chuzados, accidentalmente, por la aguja de una jeringa mal dispuesta en la basura. "Hay gente que, a veces, no empaca bien las jeringas o los elementos cortopunzantes y terminan causando daño, cuando las bolsas se levantan", dicen los operarios, aunque para evitar esos incidentes, los empleados usan guantes especiales, mascarillas y levantan las basuras por el 'moño' (el nudo que se hace para cerrar la bolsa). Sin embargo, las chuzadas no faltan. Pero es también la ruta donde se advierte que algunas instituciones -de las 11.000 que generan este tipo de residuos- no cumplen con las normas sanitarias, sobre disposición de estos residuos, según lo comprobó EL TIEMPO, en un recorrido. Las normas señalan que los residuos biosanitarios (algodones, guantes, vendas, tapabocas y que han tenido contacto con un fluido corporal) y anatomopatológicos (restos humanos, tejidos, muestras para análisis) deben guardarse en bolsas rojas, identificadas con el logotipo y el letrero "Riesgo biológico". Las agujas y cortopunzantes deben empacarse en un recipiente rígido. Sin embargo, hay puntos, como el Hospital Engativá, sede Ferias, que no utilizan las bolsas adecuadas para esa disposición. Todos esos residuos infecciosos son llevados a la planta que Ecocapital tiene en Fontibón. Los biosanitarios (que son el 80 por ciento) son sometidos a esterilización, en un equipo autoclave, y, luego, se llevan al relleno Doña Juana. Los desechos anatomopatológicos (el 20 por ciento restante) son incinerados en un equipo de termodestrucción.Después, se depositan en una celda especial, en Doña Juana

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.