Secciones
Síguenos en:
Detenida una subteniente que le disparó a taxista

Detenida una subteniente que le disparó a taxista

John Jairo Escobar González, un taxista vallecaucano de 51 años, dice que se salvó milagrosamente de morir, luego que una oficial del Ejército Nacional disparó contra su vehículo, en medio de un episodio de intolerancia ocurrido en el norte de Bogotá.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
07 de abril 2011 , 12:00 a. m.

El caso se presentó el pasado martes hacia las 5:30 p.m. El taxista, que lleva seis años en el oficio, relató que minutos antes había recogido a un pasajero en la Autopista Norte con calle 110, quien le pidió una carrera hasta la calle 127 con avenida 19.

Para llegar a su destino, el conductor tomó la calle 127 Bis en sentido occidente-oriente y se dispuso a tomar la 19 hacia el sur. "Había trancón y le gané el puesto a un carro Skoda que iba por la 19; en Bogotá toca manejar así.

Entonces, la conductora se molestó", sostiene Escobar. De acuerdo con el relato de la víctima, al volante de ese automóvil iba una mujer con uniforme del Ejército, que aceleró y se ubicó al lado izquierdo del taxi. "Vi cuando ella se agachó para coger un arma y después disparó", recuerda.

El tiro quebró el vidrio de la puerta del copiloto del carro en el que se movilizaba la integrante del Ejército. Las esquirlas cayeron sobre la cara del taxista -que llevaba la ventana abierta- y le ocasionó múltiples heridas. "Un testigo del hecho se ofreció a manejar para llevarme a una clínica, porque yo estaba muy nervioso y con la cara ensangrentada. Del pasajero no supe nada más", señala el taxista, quien recuerda que antes de ser trasladado a la Clínica Reina Sofía la uniformada le alcanzó a decir que no sabía que el arma estaba cargada.

La Policía detuvo a la subteniente del Ejército, quien está adscrita a la Decimotercera Brigada, y la condujo a la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Paloquemao. Por su parte, el taxi Chevrolet Spark, de placas VDX 334, y el Skoda, en el que se movilizaba la uniformada, fueron sometidos a pruebas de balística por parte de la Policía.

Del taxista agredido, se sabe que reside con su esposa y tres hijos de 16, 13 y 10 años en una casa de la localidad de Suba. "La abogada de la mujer del Ejército se comunicó conmigo para tratar de conciliar, pero no llegamos a un acuerdo. En un comienzo les pedí 5 millones de pesos a cambio de retirar la denuncia, pero me dijeron que no tenían esa plata", afirmó Escobar.

El comandante de la Decimotercera Brigada del Ejército, general Juan Pablo Amaya, señaló ayer en un comunicado que "los hechos en que se vio involucrada una oficial de la institución no tienen relación con el servicio (...). A nivel interno fue iniciada una investigación disciplinaria para determinar las circunstancias del incidente". El hecho trajo a la memoria el día en el que un hombre disparó a un bus escolar porque le bloqueó el paso en el sector de Salitre Oriental (véase recuadro). Al cierre de edición se esperaba la audiencia de judicialización contra la oficial.

Disparó a un bus, porque lo cerró.

Según la Sijín, el 29 de noviembre de 2010 José Adelio Sabogal, quien viajaba en un Chevrolet Optra, le disparó a un bus del Colegio Internacional de Bogotá, porque le bloqueó el paso, cuando se movilizaban por una calle del barrio Salitre Oriental. El presunto autor del hecho, que milagrosamente no dejó estudiantes heridos, fue capturado días después en Melgar (Tolima)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.