VENEZUELA RECHAZA LOS DAÑOS ECOLÓGICOS

VENEZUELA RECHAZA LOS DAÑOS ECOLÓGICOS

El gobierno venezolano, a través de su Ministerio de Relaciones Exteriores, responsabilizó ayer a embarcaciones colombianas por el daño ecológico en la cuenca del fronterizo río Guainía.

28 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Los daños ecológicos, dice la Cancillería, son ocasionados por embarcaciones de bandera colombiana, que efectúan la explotación ilegal de oro en la región.

En un comunicado emitido ayer, la Cancillería venezolana expresó su preocupación por los perjuicios ocasionados a la soberanía nacional por los daños ecológicos en la confluencia del Brazo Casiquiare con el Río Guainía, entre el estado venezolano de Amazonas y el departamento colombiano de Guainía, por la actividad de embarcaciones de dragado en la zona.

Este pronunciamiento se produjo luego de confirmarse la detención (en la primera semana de junio) de once ciudadanos de nacionalidad colombiana y un brasileño, que realizaban actividades ilegales de extracción de oro.

Los detenidos viajaban en tres dragas, de las cuales se incautó una significativa cantidad de marihuana, oro y mercurio.

Según la Cancillería venezolana, este tipo de dragas disponen de potentes equipos de succión, que pueden convertirlos (daños ecológicos) en irreversibles y que afectarían nuestras cuencas hidrográficas, las cuales incluso... han generado un alto nivel de contaminación mercurial en la fauna que habita en los ríos del sector .

En el comunicado se apuntó que las embarcaciones fueron capturadas por una comisión especial de la Infantería de Marina y el Puesto Naval de San Carlos de Río Negro.

Las dragas presentan características especiales, como una estructura de vivienda de dos pisos, con paneles solares, lo cual refleja la intención de establecerse en el área y continuar una acción depredadora de grandes magnitudes , según el remitido oficial.

Ante esta grave situación, se hace un llamado al gobierno de la República de Colombia, para que tome las medidas pertinentes que eviten el paso de embarcaciones de esta naturaleza, ya que esta práctica lesiona nuestra soberanía, los recursos naturales y a los habitantes de la región, en su mayoría población indígena cuya actividad principal de subsistencia es la pesca, y exige de nuestras autoridades acciones enérgicas para detenerla , se puntualizó en el escrito.

La cónsul de Colombia en Puerto Ayacucho, Betty Guerrero de Mican, se comunicó con el Comando Fluvial General de Brigada Franz Rísquez Ibarren una vez informada de la captura de las embarcaciones, para conocer la situación de los efectuó detenidos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.