CÓMO MANEJAMOS LA PLATICA

CÓMO MANEJAMOS LA PLATICA

La distancia entre lo que se tiene y lo que se quiere, siempre será abismal. De ahí que, poniendo los pies en la tierra, vale la pena mirar qué tantas posibilidades tienen los colombianos de comprar.

30 de junio 1996 , 12:00 a.m.

De los consultados, el 67 por ciento dice tener apenas lo necesario, el 18 acepta que tiene dificultades financieras y el 13 cree que está bien financieramente.

El estudio dejó ver que hay dos tipos de edades susceptibles a las dificultades: después de los 55 años y entre los 25 y 39 años.

Desde el punto de vista geográfico, la falta de plata se acentúa más en Atlántico y en el centro del país, pero en Antioquia son más los que se sienten financieramente cómodos.

Las mujeres dicen tener más dificultades que los hombres.

Y si el caso se mira por estratos, hay una coincidencia: casi todos dicen que tienen apenas lo necesario. El 48 por ciento del estrato 6 afirma que está financieramente acomodado. Y el que más dificultades financieras dice tener es el 2.

La alcancía Una de las actitudes hacia el ahorro es planificar. Mirar qué se va a hacer con el dinero. Esta en Colombia no parece una práctica llamativa. El 55 por ciento prefiere no planear el futuro con 5 ó 10 años de anticipación, una cifra similar a la de Estados Unidos.

Las mujeres, dice el estudio, son menos dadas a anticiparse. Pero es curioso que quienes más hagan planes sean las personas que tienen más de 55 años en adelante, edad en la que las expectativas se acortan.

En Bogotá y en el suroccidente del país es donde más les gusta planear el futuro, mientras que los antioqueños no son muy dados a esta práctica.

Pero en el tema del ahorro en sí, el 81 por ciento de los colombianos cree que parte de los ingresos deben ir a la alcancía, así esto signifique privaciones.

Las mujeres, dice la consulta, son menos ahorrativas, y hoy las personas entre los 15 y los 39 años están pensando más en guardar que en gastar.

Los estratos 2 y 4 son los que más tienen actitudes de ahorro, que es lo mismo que les sucede a los antioqueños.

Cuánto se quieren ganar Los colombianos piensan que para lograr un buen estándar de vida se debe ganar los siguientes sueldos.

-Una pareja joven sin niños: 1 .287.000 pesos.

-Una pareja con dos niños: 1 793.000 pesos.

-Una pareja mayor o jubilada: 1 .088.000 pesos.

-Una persona viviendo sola: 922.000 pesos.

Cuando los consultados se clasificaron por estratos, se vio esto: que el más exigente es el cinco, que los más modestos son los 3 y 4. El sueldo más alto llegó a 5 237.000 pesos (sugerido por el estrato 5) y es para una pareja con dos niños. El más bajo fue 337.000 pesos y es para quien vive solo.

Pocón de inversión Más que inversionistas, los colombianos se consideran ahorradores. Al menos, así lo manifestó el 62 por ciento de los encuestados, mientras que el 38 por ciento expresó lo contrario. Pero eso no significa que no estén interesados en aprender sobre el tema, pues el 22 por ciento dijo que mucho le gustaría conocer más de inversiones, en especial los jóvenes entre 15 y 24 años, y el 64 por ciento indicó que el tema también le importa.

No sorprende, entonces, que la mayoría sienta una fuerte necesidad de colocar mejor su dinero, sobre todo las personas de estrato alto.

Sin embargo, los colombianos no saben a ciencia cierta cuál es la mejor opción para poner su plata. Al respecto, el 10 por ciento dijo sentirse muy confundido y el 41, confundido.

Por eso, a la hora de invertir, el 27 por ciento de las personas acude a un amigo o a un familiar; el 10 por ciento, a un contador, y el 7, a un abogado. O, sino, a un planeador financiero, a artículos de periódicos y revistas, a un agente de seguros y a programas de televisión y radio, entre otras opciones.

El 54 por ciento reconoció que invierten sus recursos sin consultar antes con profesionales y solo el 3 por ciento negó que ese sea su caso.

Lo que sí está claro es que, a la hora de invertir, para los colombianos más vale pájaro en mano que ciento volando : el 67 por ciento busca inversiones seguras aunque menos rentables, mientras que el 33 por ciento prefiere opciones que le den mayor rendimiento, aunque sean más arriesgadas.

Y los gastos? A los colombianos no les interesa mucho aparentar ante los demás: para el 20 por ciento es muy importante no llevar un estilo de vida por encima de sus posibilidades y para el 47 por ciento es apenas una necesidad moderada. Solo al 14 por ciento no le preocupa para nada vivir mejor de lo que en realidad puede.

En épocas difíciles recortar gastos se convierte en una prioridad. Y para lograrlo, adoptan diversas medidas: hacen menos llamadas de larga distancia y pasan las vacaciones en casa. También, economizan en comida, esperan a que los almacenes estén en ofertas y promociones para comprar y optan por vestidos menos caros.

A la hora de reducir los costos en comida, la mayor parte compara cuidadosamente los precios de los productos antes de adquirirlos, pero también compran en cantidad cuando encuentran rebajas, recurren a productos de tamaño familiar o económico y comen fuera de casa con menor frecuencia.

Y, al momento de pagar, solo el 34 por ciento prefiere cancelar en efectivo a como dé lugar, en vez de pedir prestado o emplear la tarjeta de crédito. Sobre todo la gente de estrato 6 y aquellos mayores de 55 años. En cambio, al 21 por ciento no le preocupa en absoluto pagar en efectivo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.