Secciones
Síguenos en:
ANDRES TALERO G.

ANDRES TALERO G.

Es un perfecto consumidor de finales del siglo XX: compra todo aquello que hace la vida mucho más fácil, así sea prácticamente inútil, para tener que invertir menos esfuerzo y tiempo. El resultado: disfrutar más de otras cosas. Los aparatos electrónicos son sus favoritos. Ellos son casi la única razón que lo mueve a salir de compras. Detesta tener que escoger ropa porque no tiene ni idea de qué combina con qué. Pero afortunadamente tiene amigas diseñadoras que lo ponen al día.

Lo mismo le sucede con la información. Adora las revistas de mecánica, ciencia, política, deportes... porque le ofrecen lo suficiente para saciar su curiosidad sin tener que gastar energías en especializaciones complicadas.

Sin embargo, es un buen lector de novelas. García Márquez, Invirng Wallace, Forsyte, Kundera... Eso sí, el libro tiene que cogerlo en el primer capítulo, si no lo archiva, como tiene la poesía por considerarla un género improductivo.

Los libros fueron sus mejores compañeros en su época de nerd: se la pasaba leyendo, no iba a fiestas, era timidísimo y sólo hablaba del país con los grandes .

Ellos son una de las razones por las que estudió derecho. Quería heredar la gran biblioteca de su abuelo y su papá, los dos abogados. Parece que lo logró pues sus seis hermanos no están muy interesados; ninguno heredó la vocación de jurista. El tampoco. Andrés Talero Guitiérrez terminó materias en la Javeriana, aunque nunca se graduó. El derecho era una buena formación para convertirse en lo que realmente quería ser: periodista. De ahí que la universidad montara el periódico Agora.

Dirigir empresas periodísticas es su forma de ejercer. Es más hábil para la administración que para escribir. Por eso se sintió en su salsa los tres años que estuvo frente a la revista Aló, cargo que dejó hace unos meses.

Ahora se aleja un poco del periodismo para, en cierta forma, ejercer el derecho. Esta semana se va para Miami, como cónsul general de Colombia en esa ciudad. Es una forma de ir acercándose al poder, que tanto lo seduce, aunque su temperamento no le da para discursos en plazas públicas. Prefiere trabajar tras bambalinas. El kinder Gaviria estaría perfecto para este bogotano de 32 años.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.