EL EMBROLLO DE LOS CERTS

EL EMBROLLO DE LOS CERTS

Los certificados de reembolso tributario, conocidos como CERTS, fueron creados hace años como un incentivo a las exportaciones. Con ellos se pueden pagar impuestos del orden nacional. Se quiso así impulsar exportaciones nuevas, diferentes a las tradicionales (café, petróleo). La excelente idea, reconocer un porcentaje del valor de cada exportación en Certs, ha tropezado con unos problemas que parecen un cuento chino, pero son realidades colombianas.

26 de julio 2001 , 12:00 a.m.

Los certificados de reembolso tributario, conocidos como CERTS, fueron creados hace años como un incentivo a las exportaciones. Con ellos se pueden pagar impuestos del orden nacional. Se quiso así impulsar exportaciones nuevas, diferentes a las tradicionales (café, petróleo). La excelente idea, reconocer un porcentaje del valor de cada exportación en Certs, ha tropezado con unos problemas que parecen un cuento chino, pero son realidades colombianas.

Según informaciones serias el embrollo es el siguiente: A raíz de los numerosos cambios que ha tenido el Incomex, hoy adscrito al Ministerio de Comercio Exterior, los listados, es decir los récords en donde constan los envíos al exterior, las exportaciones de cada exportador están, sea en papeles, o en cintas magnéticas, o en disquetes en un montón de cajas en algún lugar. En un trasteo fueron arrumadas sin orden. Nadie ha podido, o querido, ordenarlas para determinar qué se debe a cada beneficiario.

Lo anterior significa que multitud de exportadores que calcularon que podían competir porque sus impuestos serían reintegrados con títulos Certs, tienen sus dineros embolatados hace mucho tiempo. Conozco casos en los que la demora lleva ya nueve años. Esa suma, llevada a valor presente, puede significar la diferencia entre la muerte y la supervivencia de muchas empresas exportadoras. Pequeñas y medianas entidades que creyeron en este estímulo se sienten engañadas; algunas sin el reintegro de los CERTS han tenido que perder el mercado.

Se solicitó al Ministerio de Hacienda que hiciera un contrato con el Banco de la República para que rescatara el archivo del Incomex y estableciera cuánto se adeuda por Certs a cada exportador.

Esta historia kafkiana ha seguido enredándose. Resulta que plazo previsto en el contrato se venció sin que papá B.República alcanzara a cumplir sus obligaciones. Como que si está lista una buena partida para pagar Certs pero mientras no se vuelva a renovar el contrato...cero pollitos. Total: el ovillo no se ha desenmarañado y los exportadores de artesanías, de patacones, de prendas, de granadillas, de frascos, de plásticos, de flores, siguen esperando muchos miles de millones de pesos que si hubieran entrado al capital de trabajo de los exportadores habrían generado empleo, compra de materias primas y más ventas externas.

Devaluación. Mientras acá llueve para los exportadores, por fuera no escampa. El Brasil en muy pocos meses ha devaluado el real más de un veinticinco por ciento. Eso significa que puede vender mucho más barato que Colombia. Los brasileños nos sacarán del mercado en muchos productos. A la deplorable situación del café hay que agregarle este ingrediente y el de una inquietante revaluación. De un 9.11 por ciento que marcaba la devaluación del peso frente al dólar el pasado 19 de junio bajó a un 6.78 por ciento el 20 de julio, casi dos puntos porcentuales en sólo un mes, esto se llama revaluación. Quiere decir que los exportadores de café del Brasil nos han ganado 27 por ciento de competitividad! Entre tanto el B.República sigue tranquilo, cantando sus éxitos contra la inflación..

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.