LOS HECHOS:

LOS HECHOS:

30 de junio 1996 , 12:00 a.m.

El delantero debió ser retirado del campo y sometido a una intervención quirúrgica para subsanar una fractura de pómulo y una lesión en uno de sus ojos. La jugada no fue advertida por el colegiado del partido y Bianchi, que no responsabilizó a Olveira de mala fe, afirmó que fue una incidencia del juego, no quiso denunciar el caso a la Asociación Uruguaya de Fútbol y solicitó a los directivos de su club que tampoco lo hicieran.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.