POEMAS DE MUJER PINTADOS EN LA PARED

POEMAS DE MUJER PINTADOS EN LA PARED

El cuento de Gabriel García Márquez sobre un ángel caído sobre Macondo y encerrado en un gallinero, la llamita empotrada eternamente en el corazón de Jesús y otras llamadas del libro La llama, de Omar Rayo, los poemas de José Asunción Silva...

25 de junio 1996 , 12:00 a. m.

El universo de las palabras salta de los libros a las paredes del Museo Rayo para sorprender con un formato distinto y provocador en donde las letras se convierten en nuevas figuras geométricas y sirven de marco al XII Encuentro de Mujeres Poetas Colombianas, junto a la exposición de las obras de la italiana Vita Giorgi, el mexicano Fernando García Ponce con 23 serigrafías marcadas por su experiencia Cubista, los gatos de Agueda Pizarro y la obra reciente de Rayo y los 30 dibujos hechos en México 1994 por su hija Sara.

Hace 12 años el primer encuentro fue apenas de siete mujeres reunidas en la sala de la casa de Agueda Pizarro y Omar Rayo. El único fin de esa reunión era conocer a otras mujeres que trabajaran la palabra con una intención poética, porque para Agueda Pizarro la historia universal de la literatura tiene un lado oscuro y lleno de matices desconocidos que no solo se limitan a la temática sino a cierta forma de aproximarse al lenguaje, la literatura de mujer.

Y son esos matices los que aparecen año tras año en un encuentro que cada vez es más nutrido y lleno de sorpresas.

Año tras año el número de mujeres asistentes se ha ido multiplicando hasta convertirse en un evento que transforma la vida de Roldanillo. Este año se ha confirmado la asistencia de más de 200 mujeres de toda Colombia. Los habitantes del pueblo ya tienen listas sus casas y restaurantes para recibir a esas 200 poetas con sus esposos, novios, hijos, amigos y a todo el que se interese por esas voces que se desnudan y dejan al descubierto la esencia de un universo totalmente íntimo que solo se puede ver y palpar en el instante de un verso.

El evento se revive de diferentes maneras durante todo el año en varias ciudades de Colombia. Nuevos encuentros que convocan a nuevas voces que esperan hasta el año siguiente para estar quince minutos frente a otras mujeres dispuestas a compartir y recrear un mundo poético que no se limita a la palabra escrita o al discurso académico.

Poetas adolescentes, madres poetas, poetisas de un hogar, poetas de la tierra y de un resguardo indígena; mujeres que le cantan al amor, a la vida o a la muerte; poetas de una cultura que ya ha olvidado su lengua y que tratan de recuperarla a través de sus cánticos; poetas que no saben firmar, poetas de una obra sin título o de un libro que circula de mano en mano en una universidad...

En el encuentro hay espacio para rendirle homenaje a Gabriela Mistral y para escuchar a las mujeres del Patía, del Pacifico o a las indígenas del Guambía y trabajar junto a ellas palabra por palabra para lograr mantener su lengua y dejar sobre el papel la constancia de su fuerza a través de un invento de origen árabe, el alfabeto.

Al final cuando el encuentro, que más que un encuentro es un taller de poesía, todos tendrán un trofeo en sus manos: un libro con dos o tres poemas de cada una de las 200 mujeres que escogieron la poesía como una opción de vida. Libros que viajan y salen de Roldanillo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.