FARC Y ELN HACEN EXIGENCIAS PARA LIBERAR A SECUESTRADOS

FARC Y ELN HACEN EXIGENCIAS PARA LIBERAR A SECUESTRADOS

La Coordinadora Nacional Guerrillera Simón Bolívar (CNGSB) dio a conocer anoche una serie de exigencias para liberar a un sacerdote y a cinco policías que tomó como rehenes el 24 de diciembre, tras el ataque a San Carlos, en el oriente de Antioquia. Los guerrilleros hicieron llegar a una emisora de Medellín una grabación con las voces del sacerdote Jairo Hernán Ramírez y del cabo primero de la Policía Alfonso Luis Otero Patiño, donde se dan a conocer las exigencias. En ella, el religioso pide la mediación del obispo de Rionegro, Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo.

03 de enero 1991 , 12:00 a.m.

El texto de la grabación es el siguiente: Mi nombre es Jairo Hernán Ramírez Zuluaga, sacerdote. Aprovecho para saludar de una manera muy especial a mi obispo Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo. Le pido que sirva de intermediario para que nos puedan liberar pronto.

También saludo a mi párroco, el padre Olimpo, a mis compañeros Juan Manuel Suárez y Ramiro Ospina. Aprovecho también para dar un saludo muy especial a toda mi familia, y a mis feligreses de San Carlos y Marinilla, los cuales recuerdo mucho.

Quiero informarles que desde el día 24 de diciembre, nos encontramos retenidos por parte de la Coordinadora Nacional Guerrillera Simón Bolívar. El trato que este grupo nos viene dando, es bueno. Ellos exigen al Gobierno por nuestra liberación los siguientes puntos: Que cese el bombardeo a Casa Verde. Que se desmilitarice la región de San Carlos. Que por intermedio del Gobierno, las entidades Interconexión Eléctrica S.A (ISA) y Cornare indemnicen a las familias damnificadas de la avalancha ocurrida el 21 de septiembre en el municipio de San Carlos. Como retenidos le pedimos al Gobierno, le preste atención a estos requerimientos para nuestra pronta liberación .

Asimismo, el cabo Otero Patiño, dice lo siguiente: Soy el cabo primero Alfonso Luis Otero Patiño. Aprovecho esto para manifestarles a los altos mandos institucionales que breguen por nuestra liberación. De igual forma, para darle a conocer a mi madre, a mi señora esposa Jenny Patricia, a mi pequeño hijo Marlon Daniel y demás familiares que nos encontramos en estado bueno de salud, aunque un poco angustiados. Pero desde aquí le envío un cordial saludo a todos ellos, que le pidan a Dios por mi pronta liberación y la de los demás compañeros, para así estar nuevamente con todos ustedes .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.