POBRES , HASTA EN EL ESTRATO 6

POBRES , HASTA EN EL ESTRATO 6

Tradicionalmente se suponía que los pobres eran los que carecían de los servicios básicos indispensables para vivir dignamente (salud, educación, vivienda y servicios públicos). Pero ahora, con el aumento del desempleo y la caída de los ingresos también se puede considerar pobre hasta una persona de estrato cuatro o cinco o seis. (VER GRAFICA: TASA DE DESEMPLEO)

25 de julio 2001 , 12:00 a.m.

Tradicionalmente se suponía que los pobres eran los que carecían de los servicios básicos indispensables para vivir dignamente (salud, educación, vivienda y servicios públicos). Pero ahora, con el aumento del desempleo y la caída de los ingresos también se puede considerar pobre hasta una persona de estrato cuatro o cinco o seis.

(VER GRAFICA: TASA DE DESEMPLEO).

Muchos se pueden preguntar: cómo es posible que una persona con casa, carro y hasta finca sea considerada pobre? Pero todo tiene su explicación. Así se tengan muchos bienes si en el momento de responder las encuestas del Gobierno sobre pobreza la persona está desempleada, se considera que no tiene ingresos y por lo tanto entra en esta categoría, así sea temporalmente.

Y es que con la crisis económica que vive el país, que se ve reflejada en un lento crecimiento y en una cifra récord de desempleo, la pobreza está aumentando a pasos acelerados y en ella se están incluyendo hasta a los ricos .

De acuerdo con cifras del Departamento Nacional de Planeación (DNP), el porcentaje de pobres en el país pasó de 51,5 por ciento en 1998 a 60 por ciento en menos de 10 años. Es decir, actualmente de los 42 millones de habitantes 25 millones se encuentran en situación de pobreza.

Sin embargo, los técnicos de Planeación reconocen que esta cifra podría estar un poco distorsionada y que la dimensión de la pobreza no es tan grande porque se está midiendo con base en los ingresos, de ahí que muchas personas de ingresos altos y medios que están sin trabajo puedan quedar en esta clasificación.

Todos afectados.

De hecho, la crisis económica no ha respetado clases sociales, y aunque se ha ensañado más con las familias de estratos uno, dos y tres, también ha golpeado a las de ingresos medios y altos. De acuerdo con la encuesta social que realiza periódicamente Fedesarrollo, cerca de la mitad de los jefes de hogar de estrato alto tuvieron que trabajar más horas para mejorar sus ingresos, el 32 por ciento de estas familias bajó su consumo y muchas tuvieron que vender la casa o el carro para obtener recursos ante la pérdida del empleo.

Para la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), la situación social es dramática si se tiene en cuenta que actualmente hay 4,3 millones más de pobres que hace tres años. Además, los ingresos de la población se descolgaron: mientras en 1998 el promedio de ingresos reales mensuales de los obreros y empleados particulares era de 386.596 pesos hoy es de apenas 304.866 pesos.

La situación se torna más preocupante si se tiene en cuenta que el 23 por ciento de la población vive en la indigencia, es decir, ni siquiera tiene ingresos suficientes para cubrir sus necesidades alimenticias diarias.

A este panorama se llegó tras la crisis económica más drástica de los últimos 70 años que llevó a que la producción cayera 4,4 por ciento en 1999. Hoy aún se ven sus secuelas en el desempleo del 18 por ciento y en el lento crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB). Para este año la meta de crecimiento se reconsiderará: ya no será del 3,8 por ciento sino inferior a 2,8 por ciento.

Por eso, mientras la economía no crezca a pasos acelerados el cuadro dramático de familias que pasan afugias para subsistir se va a seguir viendo, así se cuele uno que otro rico.

Cuál desarrollo humano?.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) y el Departamento Nacional de Planeación, el índice de desarrollo humano (IDH) en Colombia ha desmejorado en la última década. El último dato revela que ocupa el lugar 68 entre 174 países que se miden y está por debajo de Argentina, Chile, Uruguay, Costa Rica, México, Panamá y Venezuela.

Este índice se basa en tres indicadores: esperanza de vida al nacer; tasa de alfabetización de adultos y nivel de vida, medido por el PIB per cápita real. Según el estudio, la lucha contra la pobreza es un compromiso ético impostergable y erradicarla es una tarea en el campo de los derechos humanos .

Y aunque se destacan los avances de la globalización en campos como las finanzas y las telecomunicaciones, también llama la atención sobre los limitados logros en la generación de empleo para luchar contra la pobreza. Entre 1985 y 1997 Colombia presentó avances en la esperanza de vida, la alfabetización de adultos y la tasa de escolaridad combinada. No obstante, a partir de ese año se ha presentado un deterioro constante como reflejo de las dificultades económicas y sociales. La educación fue la que más sufrió.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.