MOÑONA DE FRUSTRACIONES

MOÑONA DE FRUSTRACIONES

Termina con lamentable calificación una semana que pretendió mejorar el mundo amenazado, conflictivo y desigual en que vivimos.

23 de julio 2001 , 12:00 a.m.

Termina con lamentable calificación una semana que pretendió mejorar el mundo amenazado, conflictivo y desigual en que vivimos.

En Bonn (Alemania), la Cumbre del Clima empezó y acabó en medio de la frustración tras el anuncio de que otros países se sumaban a la decisión de Estados Unidos de no firmar el Protocolo de Kioto, mínima talanquera a los gases tóxicos que agobian al planeta. En la sede de la ONU, en Nueva York, el I Congreso sobre Tráfico Ilícito de Armas en Todas sus Formas, promovido por Colombia, quedó en nada cuando Washington rehusó toda restricción al uso de armas por civiles. Y en Génova, la reunión de los países más industrializados del mundo, el G-8, se cerró con saldo de un joven muerto por la Policía, 228 heridos y 50 detenidos.

Los diplomáticos, haciendo mil acrobacias, intentan salvar algo del naufragio. En Bonn buscan aunque sea alargar la vida del Protocolo de Kioto. En Génova, el G-8 al menos reconoce que sus gobiernos podrían facilitar la entrada de productos de los países pobres. Y en Nueva York, el ex canciller colombiano Camilo Reyes, presidente de dicho Congreso, se consuela diciendo que aunque podía haberse obtenido un mejor documento final, ha sido un buen comienzo .

Admirable el espíritu constructivo de los ilustres diplomáticos, pero la verdad es que el resultado de los encuentros internacionales constituye una triste moñona contra las posibilidades de un mundo mejor. Preocupa que, a estas alturas de la Historia, aún haya líderes y países que no entienden la importancia de trabajar por medidas comunes contra la violencia, la contaminación, la pobreza, la desigualdad.

Empecemos por la Cumbre del Clima, que pretendía armonizar los esfuerzos contra el calentamiento del planeta y logró lo contrario. Aprovechando la brecha abierta en el Protocolo de Kioto por el retroceso de Estados Unidos, Australia y Canadá se sumaron al brote de insolidaridad y Japón está en duda. Asistimos a la creación del cartel de los mayores contaminadores del mundo. El informe sobre Desarrollo Humano 2001, de la ONU, los pone en evidencia: Estados Unidos emite el 22,6 por ciento del dióxido de carbono de todo el mundo; Canadá, el 2,0 por ciento; Australia, el l,3, y Japón, el 4,8. En total, casi un tercio de los gases tóxicos que flotan sobre la Tierra.

Desde que se conoció quién era el delegado de Estados Unidos al congreso contra el armamentismo se vio que la reunión iba a ser una burla. Ese país es el que más vende armas menores a ciudadanos privados y organizaciones no estatales; encabezaba su delegación el congresista Robert Bahr, directivo de la siniestra Asociación Nacional del Rifle. Es como si a una reunión contra el alcoholismo asistiera el gerente de la Licorera de Cundinamarca. La designación de este personaje constituye grosero insulto a Colombia, uno de los países más heridos por el tráfico abierto de armas menores.

Lo de Génova cuna de Cristóbal Colón, el primer globalizador de la Historia es un severo revés para el gobierno de Silvio Berlusconi, que cercó la ciudad como si de una guerra medieval se tratara y ni siquiera así evitó el caos promovido por más de 150.000 contestatarios. Al revés: queda para la historia de estas protestas el primer manifestante muerto por la policía. El mensaje contra el neoliberalismo y la globalización capitalista ha quedado claro. Pero la variopinta cauda tendrá que cuidarse de caer en manos de las minorías violentas. Mientras sus protestas eran imaginativas y pacíficas, despertaron simpatía en muchos círculos. Pero las escenas que ahora destaca la prensa ya no son atractivas. Cada coctel molotov es un aliado de quienes quieren desacreditarlos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.