MATRIMONIO OBLIGADO CON LAS GARRAPATAS

MATRIMONIO OBLIGADO CON LAS GARRAPATAS

Así como no hay perros sin pulgas, tampoco hay ganado sin garrapatas.

18 de junio 1996 , 12:00 a. m.

Estos parásitos externos son una especie de minúsculos vampiros que se alimentan de sangre y afectan a cualquier ser vivo, incluyendo al hombre, que no escapa a sus garras, en una batalla prácticamente perdida.

La erradicación total del parásito es casi imposible. La clave de la lucha contra las garrapatas está en mantenerlas a raya y controlar su número. Decididamente, hay que aprender a convivir con ellas.

Estas conclusiones se deducen de un estudio realizado por el médico veterinario Carlos E. Villar, investigador del Programa Regional Pecuario del Centro de Investigaciones La Libertad, de la regional ocho de Corpoica.

Las garrapatas son consideradas como un factor limitante en la producción ganadera, pues ocasiona daños directos en la piel y son transmisores de enfermedades, tanto a animales como al hombre.

El control La forma más común de controlar las garrapatas es mediante el uso de garrapaticidas (ixodicidas) los que se pueden utilizar en sistema de aspersión o por inmersión del ganado.

No existen intervalos fijos para el control de garrapatas, este se determina teniendo en cuenta su extensión, la clase de ganado y las condiciones de aplicación del garrapaticida.

Sin embargo, no se aconseja un programa de disminución total de las garrapatas, porque con baños intensos y continuos se logra un efecto contraproducente, ya que las garrapatas desarrollan resistencia a los químicos , indica el estudio.

Las razas europeas Holstein, Pardo Suizo y Simmental son más susceptibles al parásito que las cebuinas, que logran un mayor rechazo o resistencia natural.

Cómo son? Las especies más conocidas en Colombia son Boophilus microplus y la de mayor proliferación es la Amblyomma cajennense , llamada platera o garrapata conchuda, que se distingue por un escudo con colores plateados o metálicos.

Las larvas de estos insectos poseen tres pares de patas que les permite asegurar la adhesión en sus víctimas. En el país se les conoce con los nombres de coloraditos , mismices o cuítivas y habitan en la punta de las hojas de los pastos, esperando a cualquier ser vivo, al que se les pega con el menor movimiento.

En estado larval pueden permanecer en ayuno hasta 8 semanas en invierno y de 4 a 5 semanas en verano.

Una vez adherida la larva al animal se transforma en ninfa, con cuatro pares de patas, en un período de 6 a 7 días. En los siguientes 6 ó 7 días muda a adulto, macho o hembra.

Una hembra pone unos 2.500 huevos que se convierten en larvas en cerca de 28 días, para iniciar un nuevo ciclo. El desarrollo desde larva hasta que la garrapata se dispone a llenarse de sangre dura en promedio de 18 a 21 días.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.