AQUÍ ME QUEDO:

AQUÍ ME QUEDO:

20 de julio 2001 , 12:00 a.m.

.

No está en mi mente hacer parte de la desbandada de compatriotas hacia otros países en busca de mejor devenir, argumentando que las esperanzas de superar el desbarajuste general en Colombia se agotaron o son cada vez más lejanas.

Lo adverso se volvió cotidiano, ya nada nos asombra ni nos despierta.

A mi patria no la abandono y menos ahora, una nación no hace ricos a sus habitantes, la creatividad, el coraje, la honestidad y el empeño de su gente hacen que una nación sea grande y próspera.

Si nuestros mayores y nuestros dirigentes por indiferencia, por incapacidad, por conveniencia, han dejado llegar al país a este estado de cosas, es el legado que recibimos la juventud, pero a la vez es el reto que nos espera. Así entremos al partido con el marcador en contra, el concurso y compromiso de los que quedemos va a ser posible, aún no es tarde para despejar ese futuro nublado que hoy nos cubre, lo vamos a lograr gracias a los que pronostican que este país no es viable.

Camilo Andrés Barón Trujillo.

Estudiante Colegio Militar

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.