GÉNOVA, CAMPO DE BATALLA

GÉNOVA, CAMPO DE BATALLA

Con detenciones y expulsiones de manifestantes, búsqueda de explosivos, cierre de fronteras y división de la ciudad en zonas de seguridad con barreras de cuatro metros de altura Génova y las autoridades italianas se preparan para una verdadera batalla contra los antiglobalización . (VER INFOGRAFIA: LOS BANDOS EN CONTIENDA).

19 de julio 2001 , 12:00 a.m.

Con detenciones y expulsiones de manifestantes, búsqueda de explosivos, cierre de fronteras y división de la ciudad en zonas de seguridad con barreras de cuatro metros de altura Génova y las autoridades italianas se preparan para una verdadera batalla contra los antiglobalización .

(VER INFOGRAFIA: LOS BANDOS EN CONTIENDA).

La razón. La cumbre del G-8 (el grupo de los siete países más industrializados del mundo y Rusia), cuya realización entre mañana y el domingo es amenazada por unos 100.000 opositores a la globalización.

Aunque ya se habían diseñado estrategias para evitar los colosales desórdenes vividos en Seattle (1999), Washington (2000) y Quebec (2001), las alarmas se dispararon después de que una carta bomba hirió gravemente a un carabinero el pasado lunes. Poco después, la Policía desactivó otro artefacto explosivo confeccionado contra el grupo antiG-8 "túnicas blancas".

Además, ayer la Policía recibió falsas alarmas de bombas contra el consulado de E.U. en Milán y las cuatro filiales milanesas del Banco de Nápoles.

Esto llevo a las autoridades a establecer un sistema de seguridad sin precedentes en la ciudad: el sector del Palacio Ducal, (donde se reunirán los mandatarios de E.U., Canadá, Japón, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y Rusia), fue declarada zona roja .

Tengo la impresión de vivir en un Estado policial. Imagine que mis amigos ni siquiera pueden venir a mi casa , dijo indignada Alessandra Scagni, vecina del perímetro rojo, donde sólo son admitidos los residentes, los periodistas y las delegaciones que participarán en la cumbre.

En torno a ese sector, se creó la zona amarilla , más amplia, servirá de retén para la previsible avalancha de los grupos radicales, que mañana tratarán de invadir la zona roja .

La desobediencia civil que practicamos da miedo al G-8 y no deja dormir a las fuerzas del orden. Pero nuestras acciones y nuestros instrumentos están a la luz del día. No nos manifestaremos con armas ofensivas ni romperemos escaparates , dijo Luca Casarini, líder de los túnicas blancas .

Sin embargo, el primer ministro británico, Tony Blair, criticó las actuaciones de losantiglobalizacióni . Los asuntos que discutimos son vitales para el futuro del mundo. Por el contrario, la violencia de los manifestantes no está en absoluto justificada , dijo.

Por su parte, los comerciantes de Génova tampoco creen en las manifestaciones pacíficas que promete Bianche y por eso ya han cerrado sus locales y los han protegido contra eventuales saqueos y destrozos. Génova ya está preparada para la batalla.

Foto.

LOS CARABINIERI (policías italianos), patrullan la zona roja creada en Génova para impedir el acceso de los manifestantes a la cumbre del G-8, que inicia mañana. AP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.