VÍCTIMA DE LA POLÍTICA

VÍCTIMA DE LA POLÍTICA

Desde tempranas horas comienza a atender los aspectos administrativos, de presupuesto, artísticos y de personal de la Orquesta Filarmónica de Bogotá (OFB). Pese a que los músicos están en vacaciones, Raúl García Rodríguez, director ejecutivo de la institución, le dedica cerca de doce horas a su trabajo. Así ha sido desde la fundación de la Orquesta en 1967. Durante estos 23 años, García ha logrado definirle una política cultural y cumplir con los objetivos propuestos: democratizar la música, formar un público crítico y mostrar el más amplio espectro del repertorio de la música sinfónica occidental (desde el siglo XVIII hasta el XX).

03 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Esto se ha logrado con la presentación de la Orquesta en los barrios, las escuelas, las cárceles, la televisión y en el Auditorio León de Greiff. Antes de llegar la Filarmónica, la música sinfónica era exclusiva de una élite ilustrada que asistía al Teatro Colón. Hoy vemos como a través de una coherencia en la programación de los ciclos se logró que el público se apropiara de ese patrimonio cultural , dice García.

Esto fue posible gracias a la estabilidad de dirección, administrativa y artística de la Orquesta. Pese a los ataques y a los periódicos zarpazos politiqueros, la institución se ha mantenido a salvo del clientelismo y la rapiña burocrática que caracteriza las entidades estatales.

La verdad es que a mí me tocó una fase muy importante y también de experiencia porque es la primera vez que en el Distrito se crea una organización de este tipo. Me ha tocado la organización, desarrollo y consolidación de la OFB. Esto ha implicado mucha dedicación.

Todo ese proceso, el engranaje administrativo exige mucho tiempo, entonces he sido absorbido por el trabajo para lograr una entidad eficiente como es hoy la Orquesta , dice García, quien antes de iniciar la organización de la Filarmónica ya venía con doce años como músico profesional, con estudios de física matemática, con experiencia sindical y con participación en varias orquestas sinfónicas del país.

Ahora el maestro Raúl García está abocado a una condena de cuarenta meses de prisión por peculado y falsedad de documentos, en la contratación de músicos y sonido para amenizar la fiesta de matrimonio de una hija de Hisnardo Ardila, en 1985, cuando era alcalde de Bogotá.

Para García todo se inició como un hecho político, dirigido primero contra el alcalde, quien a la sazón tuvo que renunciar, pero que se dirigió luego contra el director ejecutivo de la Filarmónica, quien fue acusado de comunista por contratar los servicios de un director búlgaro y por montar un ciclo de Shostakovick.

En este fallo hay dos hechos --dice García--. Primero, se ha hecho aparecer que la Orquesta pagó un sonido, por un papel que fue firmado ingenuamente por la dirección encargada (García se encontraba de vacaciones, fuera del país, cuando ocurrieron los hechos). Ese papel nunca tuvo trámite administrativo, pero en este proceso de debate y declaraciones y con ese interés político, el papel se hizo aparecer.

Lo otro es el pago a unos músicos. Yo he aparecido como ordenador del gasto, pero yo no pude hacerlo porque no me encontraba aquí. Eso no sucedió. Eso está claro. Sinembargo, dentro de todo ese mamotreto que es el expediente y el cual ni siquiera he podido leer completamente, hay declaraciones contradictorias que aún están confusas. Así se ha manejado este proceso para producir hechos políticos, lo cual es injusto .

García considera que el fallo es un reflejo del país. No es para menos. En un país donde el asesinato de cuatro candidatos presidenciales permanece impune, no debe extrañar que la justicia y la cultura sean asesinadas y encarceladas.

Lo que pasa es que en el país también ha habido una violencia, muchas contradicciones, injusticias a todo nivel, y esto de la vida real se refleja en las instituciones.

Hay esperanzas en la Constituyente. Pero la verdad es que nos sorprendemos con las contradicciones, y más allá de estas, los hechos reales a veces son inexplicables. Hay un fuego cruzado, hay una crisis, y eso se refleja en todas las instituciones.

Por ejemplo, yo he observado durante todos estos años que la cultura no tiene un gran despliegue, porque los intereses comerciales publicitarios priman sobre lo que puede ser una programación cultural, que enriquezca, que cree incentivos para la imaginación, para el conocimiento .

Cuando se habla de una apertura económica, García recomienda que se haga una explosión cultural, para salvar al país de la crisis. Todo lo que colleve al enriquecimiento espiritual, a la perfección del hombre, es más importante que la riqueza material, que en cierto momento pasa a ser superficial.

Lo comprueba el hecho de que todo el dinero que ha corrido en este país últimamente no ha mejorado las condiciones de los colombianos sino que ha trastocado sus valores. La riqueza espiritual es hoy de mayor importancia, de ahí el interés de que la actividad cultural sea fundamental.

Sin embargo, tal como están manejados los medios masivos de comunicación (medios masivos de contaminación, como dijo un oferente en el acto de desagravio a García que le hicieron en días pasados los artistas e intelectuales del país), estos están dirigidos a mantener a la población en el subdesarrollo estético .

Pese a todo, el maestro García seguirá dedicado a su actividad cultural, que ya cumple 34 años. Toda su experiencia y conocimientos en la divulgación de la música los enfocará ahora a la organización masiva de orquestas juveniles aficionadas.

Quizá se posponga un poco, pero es un plan al cual le quiero dedicar el mayor tiempo posible, porque es una necesidad: crear el movimiento de aficionados, que haya la posibilidad de que muchos niños y jóvenes puedan tener un instrumento en sus manos. Que todo el mundo sepa música de manera aficionada, de la misma manera como obtienen conocimientos de matemáticas o de literatura .

A esta conclusión llegó luego de observar las fallas en el sistema de formación de músicos en Colombia. Para lograr sus objetivos aspira resolver dos problemas básicos: la falta de instrumentos y de pedagogos especializados. Las soluciones, según García, son la creación de los bancos de instrumentos por todo el país y la formación de verdaderos profesores de música.

La Orquesta Filarmónica de Bogotá ha demostrado, con sus talleres regionales, que esto es posible. No hay tiempo para crear mas conservatorios ni escuelas, pues este proceso es muy lento. Hay que salir adelante a través de la forma taller , dice. Sinembargo este proyecto, que es continuación de su labor cultural, se verá pospuesto por más de tres años gracias a la politiquería y al leguleyismo de nuestro país. Balance positivo de 1990 La Orquesta Filarmónica de Bogotá (OFB) concluyó sus actividades del año pasado con un balance positivo. Fueron 115 conciertos, entre el Auditorio León de Greiff, conciertos escolares (37), conciertos populares y en otros escenarios.

Se interpretaron 175 obras, entre ellas 36 de compositores colombianos, que fueron presenciadas por 80.000 personas y 60.000 escolares.

En 1990 fueron invitados once directores (seis colombianos y cinco extranjeros); 48 solistas (16 extranjeros y 32 colombianos.), y ocho agrupaciones corales.

El ciclo La bella música del siglo XX continuará durante este año y, además, en cada concierto se interpretará una obra de W. A. Mozart, dentro del año mozartiano, entre ellas se prepara para el segundo semestre el montaje de la ópera La flauta mágica.

También se presentará un ciclo extraordinario de Richard Strauss. Para el segundo semestre la batuta titular será asumida por el director chileno Francisco Retig, en remplazo de la peruana Carmen Moral, quien está al frente de la Filarmónica desde 1988.

Como invitados estarán presentes los directores Dimitar Manolov, Sergio Bernal y Eduardo Carrizosa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.