UNICOSTA PERDIO EL LIDERATO

UNICOSTA PERDIO EL LIDERATO

Descontentos quedaron los 30.000 aficionados que se encontraban en el estadio metropolitano Roberto Meléndez para asitir al doblete futbolero del día, al ver caer al Unicosta un gol por cero frente al Atlético Bucaramanga.

03 de abril 1995 , 12:00 a.m.

La anotación fue lograda por Castillo al cobro de un tiro de esquina sobre el final de la contienda.

Fue Unicosta un equipo huérfano de ataque, pues al no funcionar su medio campo, arriba quedó solitario el delantero Medina, fácilmente controlado por los defensores canarios, situación que se complicó todavía más con la expulsión de Emerson Jiménez a los 27 minutos de la primera parte.

La situación obliga al técnico Dulio Miranda a hacer cambios antes de lo previsto: entra Escobar por Didi Valderrama, buscando una fórmula para mantener más el balón. Bucaramanga también mueve sus fichas y entra Arce por Alarcón.

La ventaja numérica es aprovechada por Bucaramanga para imponer su experiencia en el campo de juego y acosar constantemente el arco de Camargo, por intermedio de Ramoa y Barrios.

Sin embargo, el calor puso su cota y en los últimos minutos de la primera parte los bumangeses ya daban muestras de cansancio, viéndoseles lentos en la recuperación del balón, lo que posibilitó que Medina y Nieto llegaran con algún riesgo. Sin embargo, la buena disposición táctica del visitante le permitió sortear la situación.

Para la segunda parte, el panorama no cambia mucho, con Bucaramanga mandando en el campo y Unicosta sin poder encontrar la brújula que le permitiera sacudirse del dominio. A los 16 minutos entra Molina por Cantillo en la escuadra local, lo que le da más control en la mitad del campo y le permite hacerse al esférico con mayor dinamismo, empujando a sus atacantes a que lleguen con riesgo al marco de Guardieri.

El mal arbitraje también hizo su aparición y en medio de tantos desaciertos el juez José Ruiz pitó un tiro indirecto dentro del área del Unicosta por devolución involuntaria, lo que provocó la protesta de la banca técnica y la desagradable reacción de su utilero, que golpeó al juez de línea, lo que mereció el rechazo de toda la afición.

Para compensar, Ruiz pita otro indirecto, esta vez en contra del Bucaramanga, ambas acciones sin incidencia alguna.

Sobre el minuto 43 Bucaramanga cobra tiro de esquina y Camargo sale mal a cortar el centro, lo que aprovecha Castillo para poner el balón en la red y darle la victoria a su equipo. En lo que quedaba de tiempo los visitantes escondieron el balón para evitar sorpresas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.