EL SUR SUSTITUIRA CULTIVOS

EL SUR SUSTITUIRA CULTIVOS

Como si se tratara de la única salida a los cientos de problemas que ha ocasionado el narcotráfico desde que llegó a sus vidas, los campesinos del Sur de Bolívar se acogieron al plan de Desarrollo Alternativo para sustitución de cultivos ilícitos.

03 de abril 1995 , 12:00 a.m.

Sin embargo, se mostraron en desacuerdo con anunciadas fumigaciones con glifosato sobre las plantaciones, lo que, según ellos, causa daños irreversibles en la corteza terrestre.

Durante el foro programado por la Red de Solidaridad Social y el Plan de Desarrollo Alternativo (DPA), efectuado el viernes en Santa Rosa del Sur, las comunidades aceptaron hacer parte del plan que contempla la sustitución de sus cultivos de coca y marihuana.

El director del DPA, Héctor Moreno, dijo que para el programa de erradicación el Gobierno Nacional tiene presupuestados 255 mil millones de pesos, con destino a las regiones de Guaviare, Meta, Sierra Nevada de Santa Marta y sur de Bolívar.

El programa contempla varios frentes. El primero tiene que ver con la extensión de créditos a través de la Caja Agraria y la venta de los productos por intermedio del Instituto de Mercadeo Agropecuario (Idema). Por otra parte se asegurará la compra de los cultivos lícitos y a los campesinos se les cancelará en efectivo sus cosechas, sin intermediarios para garantizar la rentabilidad.

El Gobierno tiene el firme propósito de mejorar la infraestructura vial, de vivienda y sanitaria de las regiones.

Así mismo, se dará impulso a actividades paralelas como la minería y se creará un incentivo al empleo rural.

Los sureños manifestaron su decisión de abandonar este tipo de actividad, siempre y cuando el Gobierno presente las alternativas necesarias que les permitan seguir viviendo de la tierra.

Al respecto, Moreno reconoció que la falta de políticas adecuadas, el abandono estatal y debido a la misma crisis económica que atraviesa el sector agrícola del país, sumado a otros factores, provocó un auge de esta actividad en diferentes regiones del país.

La economía de mercado, llevada a extremos exagerados, y la falta de subsidios y de apoyo a los productores, colonos e indígenas, terminaron por inducir a toda esta parte de la población a buscar nuevas formas de subsistencia, entre las cuales se contemplaba los cultivos ilícitos , añadió.

Por su parte, Eduardo Díaz Uribe, director de la Red de Solidaridad, se mostró complacido por la actitud de los campesinos, donde el Gobierno tendrá que demandar un gran esfuerzo para que la voluntad no se quede en el intento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.