LA INTELIGENCIA DETRÁS DEL CONTRABANDO

LA INTELIGENCIA DETRÁS DEL CONTRABANDO

En promedio, cada día se aprehenden en Colombia $275 millones en mercancías de contrabando. A esta cifra se llega gracias a la gestión que viene adelantando la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN, que con la colaboración de la ciudadanía y la empresa privada, han establecidos alianzas y estrategias para combatir este delito que afecta la industria nacional y los importadores legales.

16 de julio 2001 , 12:00 a.m.

En promedio, cada día se aprehenden en Colombia $275 millones en mercancías de contrabando.

A esta cifra se llega gracias a la gestión que viene adelantando la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN, que con la colaboración de la ciudadanía y la empresa privada, han establecidos alianzas y estrategias para combatir este delito que afecta la industria nacional y los importadores legales.

Los convenios de cooperación entre el gobierno y las empresas han tomado un estilo hasta sentimental. La DIAN ha logrado comprometer a los gremios a tal punto que algunos de ellos prometen suministrar a la Aduana los listados de importadores y distribuidores legales, además de realizar campañas publicitarias en conjunto para minimizar este delito.

Ricardo Ramírez Acuña, director de la Aduana colombiana y encargado de la Dirección General de la Dian, expone las novedosas estrategias que seguirá llevando a cabo la DIAN, pero reconoce que al ser una economía subterránea, ahondar y precisar sobre el monto que maneja el contrabando los datos son realmente variables.

Hay quienes hablan de $1.500 millones de dólares de contrabando al año, pero otros aseguran que llega hasta $7.000 millones de dólares, cifra que es totalmente desfasada si se tiene en cuenta el tamaño de la economía nacional. Según Fedesarrollo, Universidad Nacional y el Banco de la República, Colombia a finales de 1997 estuvo rondando los $2.500 millones de dólares en lavado de activos, de los cuales $1.500 millones de dólares se hacían a través de contrabando.

Es entonces bajo este concepto que se establecieron ciertas políticas dirigidas a atacar el problema, entendiendo que el fondo es el lavado, no el hecho de la evasión de impuestos .

La DIAN ha establecido cinco soluciones estratégicas como solución al contrabando y la primera de ellas es la penalización de este ilícito.

Cárcel para los contrabandistas.

Frente al Congreso de la República se presentaron las cifras donde se cuantificaba el contrabando en montos inferiores a la anteriormente estipulado en la Ley 1383 de 1997, por 1.000 salarios mínimos.

Esto resultaba inoperante ya que los comerciantes ilegales fraccionaban el contrabando y no hubo posibilidad de interponer denuncias penales. Fue gracias a la ley 488 del 98 que se estableció el contrabando como delito cuando se superan los 100 salarios mínimos. El resultado es positivo. Mil denuncias penales se han instaurado en el país.

Así, Colombia se ha convertido en ejemplo internacional en el manejo de este delito que tan nocivos efectos le trae a las economías.

Esto se debe a a que contamos con una política de estado que reprime con penalización este ilícito que ataca y acaba a la economía formal y genera un alto índice de desempleo. De la mano con la Fiscalía se pretende llevar denuncias penales y atrapar a los capos del lavado y el narcotráfico .

La DIAN seguirá con esta fórmula que tan buenos resultados le ha generado y la cooperación internacional con la que han contado en esta materia, les asegura que es el camino indicado para seguir adelante.

Apoya de la Policía.

La Policía Fiscal Aduanera es hijo de la política de la lucha anticontrabando, mediante el cual se pretende que mil efectivos de la policía nacional con sus procedimientos, uniformes y conocimientos trabajen en conjunto en lugares que anteriormente no había presencia de la autoridad aduanera como los puertos, aeropuertos, cruces de fronteras, carreteras, inspeccionando el cumplimiento de los requerimientos aduaneros.

Gracias a esta gestión, $154.000 millones de pesos fueron aprehendidos en el 2000 y $57.000 millones en lo que lleva corrido el año.

Lo más importante es que no sólo se evitó su entrada al país, sino que las estadísticas hoy demuestran que $1.000 millones de dólares que entre 1997 y 1998 eran de contrabando, hoy lo están haciendo por la vía legal .

Este cambio se ve reflejado en una mayor recaudación: 33 por ciento por concepto de tributos aduaneros y 4,2 billones de pesos se llegó el año pasado a recaudar por concepto de IVA y arancel.

La ausencia de contrabando genera una competencia legal de las empresas nacionales y al mismo tiempo la recuperación de éstas y del empleo.

La Policía Fiscal Aduanera es un buen experimento frente a los países vecinos que cuentan con aparatos armados, los cuales aún no les han dado resultado, al no contar con una adecuada infraestructura coercitiva que les permita oponer una resistencia importante, como sí lo ha logrado Colombia. Hoy ya nos solicitan asistencia y asesoría en el campo , afirmó Ramírez.

Investigaciones cambiarias.

Como tercera estrategia fue establecido el tema de las investigaciones cambiarias asociadas con operaciones de contrabando.

Ricardo Ramírez habla de que Cada vez que alguien hace una operación de importación o exportación tiene que estar relacionado con una transacción financiera por que si yo importo o exporto, debo girar o reintegrar divisas. De esta manera, se le piden pruebas al titular de la mercancía que se giraron las divisas y de dónde se obtuvieron, ya que los contrabandistas y lavadores de activos no tienen justificación del origen de esta plata.

Así, le damos un duro golpe al corazón de financiero a la operación de lavado. Hoy por hoy, la denuncia no se queda en la Fiscalía Colombiana ya que gracias a la colaboración internacional se judicializa el delito del lavado de activos y se ha logrado detener y ajusticiar personas en el exterior .

La DIAN pide que se declaren los reales precios de las importaciones y exportaciones, para lograr que se revierta en un adecuado nivel tributario en operaciones de comercio.

Todo esto permite que la investigación cambiaria se amarre con las operaciones de comercio exterior y estemos golpeando en el control de la operación financiera de las operaciones de lavados de activos .

Los convenios.

Esta es otra de las estrategias los cuales se presentan en dos modalidades: con los gobiernos o con las multinacionales.

En los convenios celebrados con los gobiernos se establece una reciprocidad, ayuda, cooperación e intercambio de pruebas. En este momento el más dinámico ha sido el celebrado con los Estados Unidos, ya que periódicamente las aduanas están en contacto frecuente sobre todo lo referente el intercambio comercial: cantidad, volumen, precio y producto.

Por otra parte, con las multinacionales se ha tenido muy buena aceptación.

En Colombia ha sido un éxito total y solamente nosotros contamos con ese privilegio a nivel mundial. Hay otros países que se quedan sorprendidos de cómo logramos tener en la misma mesa y contar con la participación mancomunada de la Phillip Morris, British American Tobacco, Sony, LG, Aiwa, Panasonic, entre muchos otros productos de diferentes sectores afirmó el funcionario.

Con estos sectores tan propendientes a ser golpeados por el contrabando se logró un compromiso en varios aspectos:.

1. Las Multinacionales deben tener sus representantes autorizados en Colombia, para la distribución de sus productos. No es posible hacerlo con personas o representaciones desconocidas.

2. Deben tener la disposición y obligación de suministrar a la aduana la información sobre volúmenes, precios, transacciones reales de la operación.

3. No pueden triangular sus mercancías por Panamá, ni comerciar con contrabandistas ya reconocidos o investigados. Finalmente, deben tener casi una inteligencia privada determinando cuáles personas no pertenecen a la cadena ordinaria de distribución de su negocio.

Gracias a estos acuerdos, especialmente el de cigarrillos y electrodomésticos, los resultados han sido espectaculares ya que en 1998 del cigarrillo importado a Colombia el 87 por ciento era de contrabando; hoy por hoy 92 por ciento de este producto extranjero consumido en el país tiene una entrada legal.

En el caso de los electrodomésticos la cifra es también relevante. En 1998, según la ANDI, el 60 por ciento de los electrodomésticos que compraban los colombianos eran de contrabando. Hoy por hoy, dos años después de firmado el convenio, el 88 por ciento de los electrodomésticos de origen extranjero son legales.

En el caso de los licores el resultado no ha sido tan positivo, atribuyen los empresarios del sector a que existe una alta tributación en el tema que incrementa sustancialmente el precio, lo que incentiva el contrabando.

Personalmente creo que aún el 50 por ciento del licor que se consume en el país es de contrabando, pero cabe resaltar que en años anteriores era del 80 por ciento .

Como producto de los resultados de estos acuerdos, a la DIAN se acercaron otros sectores que estaban siendo igualmente golpeados como el sector textilero, cosméticos, autopartes, cueros y manufacturas.

Los textiles y las manufacturas encontraron un competidor atípico que casi estaba arrasándolos, ya que productos asiáticos más baratos, pero de muy mala calidad, estaban dando la pelea. Se concretó el acuerdo, con la DIAN en donde los empresarios del sector textil se comprometió a informar mediante una inteligencia privada, en dónde están los focos de contrabando, los lugares y los contrabandistas.

De esta manera se logró recuperar mercado externo y hasta incorporar nuevos empleados, dado que los productos colombianos son de altísima calidad y tienen una gran demanda.

Adicionalmente se han acercado a la DIAN otros sectores como la perfumería, ropa deportiva, calzado y cuero, ceramistas y cosméticos. Hemos concretado acuerdos con las mismas características en donde el sector privado se compromete ante nosotros ha suministrar información, a tener una inteligencia privada, a capacitar a los funcionarios de la DIAN para realizar una fiscalización acertada y a depurar sus prácticas comerciales, entre otros.

La publicidad.

La última estrategia es la publicidad; mediante ella se ha logrado concientizar a la ciudadanía del daño que el contrabando produce al país.

El problema del contrabando no es un problema exclusivo de la Aduana, sino de cada cual. Todos debemos luchar contra ella comprando en el comercio legal y exigiendo la factura. Esta lucha se ha convertido en un compromiso ciudadano en la lucha contra este fenómeno.

El mensaje que hemos mandado es realmente razonable al reconocer y demostrar el daño e influencia directa que tiene el contrabando frente al empleo y ha funcionado muy bien .

Estas cinco estrategias han permitido hablar hoy de estos positivos resultados en materia de disminución del contrabando, y en búsqueda de su extinción total.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.