LA COMPETENCIA AÉREA

LA COMPETENCIA AÉREA

La suerte que corra la fusión Avianca-Aces definirá mucho más que la integración de dos empresas: sentará un antecedente crítico frente al modo en que se manejarán las integraciones empresariales que surgirán para enfrentar el desafío de la implacable globalización de la economía. Lo que el Superintendente decidirá es la posición del Estado colombiano de cara al establecimiento y control de los esquemas monopólicos que tienden a formarse en las áreas que integran la infraestructura económica, espina dorsal del crecimiento de una nación.

17 de julio 2001 , 12:00 a.m.

La suerte que corra la fusión Avianca-Aces definirá mucho más que la integración de dos empresas: sentará un antecedente crítico frente al modo en que se manejarán las integraciones empresariales que surgirán para enfrentar el desafío de la implacable globalización de la economía. Lo que el Superintendente decidirá es la posición del Estado colombiano de cara al establecimiento y control de los esquemas monopólicos que tienden a formarse en las áreas que integran la infraestructura económica, espina dorsal del crecimiento de una nación.

En una sesuda resolución, apoyada en sólidos argumentos de derecho e índices económicos, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) objetó la fusión referida por considerar que puede y debe hacerlo de conformidad con sus obligaciones legales, creando una espinosa situación: de una parte, los interesados deberán probar que la posición de la SIC puede ser controvertida o al menos conjurada respetando el orden legal. De otra, la SIC deberá buscar en estas nuevas razones motivación suficiente para reversar su decisión dejando de lado la enorme presión que suscita el caso.

Es cierto que la SIC debe ser promotora y guardiana de la libre competencia pero también lo es que entre sus fines, teleológicos si se quiere, está el de "mejorar la eficiencia del aparato productivo nacional". Si se acepta que las empresas son el motor de la actividad económica, que el riesgo y esfuerzo de los empresarios respalda la riqueza de las naciones y en consecuencia es fundamental su protección, sería coherente concluir que soportar la supervivencia de las empresas es el mejor apoyo a la economía. Es prudente recordar que son grandes generadores de empleo en un país en que este no se encuentra precisamente en sobreoferta.

De otra parte, la adquisición de una posición de dominio no es ilegal en sí misma como sí lo son su abuso, el uso de prácticas restrictivas de la competencia y demás conductas señaladas específicamente en la ley. No se debe presumir la mala fe empresarial, al anticipar la práctica de comportamientos ilegales dirigidos a restringir la libre competencia, ni por supuesto pecar de ingenuidad dejando al libre albedrío de los monopolios el manejo del mercado, pues los antecedentes mundiales de las actitudes de los monopolios en ausencia de severos organismos de control son dolorosas.

Quid pro quo. Si la clave para sobrevivir está en la fusión, la clave para la fusión está en el planteamiento de compromisos ciertos, mesurables y exigibles que alejen las objeciones presentadas por la SIC, entre otros frente a temas como el de la concentración de la oferta, la disminución del poder del consumidor, la insuficiente infraestructura para los competidores, la perpetuación de sus ventajas, las restricciones a potenciales nuevos jugadores y la indispensable calidad del servicio.

En manos de la SIC está sentar una muy importante jurisprudencia frente al manejo de la concentración que implica la globalización de la economía, hacerlo con la autonomía y firmeza que mostró en su primera actuación, garantizando tanto la protección de la libre competencia, el beneficio del interés general y la libre empresa, que deberá concretar la nueva entidad fusionada en servicios de mejor calidad, precios razonables y una variedad de oferta idónea.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.