NEURÓLOGO, A CABEZA DEL SENADO

NEURÓLOGO, A CABEZA DEL SENADO

La familia García teme que una ausencia será inevitable en uno de los actos más importantes de su historia. Todo indica que el próximo viernes, cuando Carlos García asuma la presidencia del Senado, la silla destinada a su hermano Jorge estará vacía por culpa de una pelea política. (VER LOS NUEVOS JEFES DEL CONGRESO, CONTADOR PRESIDIRA LA CAMARA).

16 de julio 2001 , 12:00 a.m.

La familia García teme que una ausencia será inevitable en uno de los actos más importantes de su historia. Todo indica que el próximo viernes, cuando Carlos García asuma la presidencia del Senado, la silla destinada a su hermano Jorge estará vacía por culpa de una pelea política.

(VER LOS NUEVOS JEFES DEL CONGRESO, CONTADOR PRESIDIRA LA CAMARA).

La disputa entre estos dos liberales estalló como una bomba en el Tolima. En este departamento, en donde el poder del senador Carlos García nació y se consolidó durante los últimos 13 años, aún no tienen claro por qué su hermano armó tolda aparte.

El terremoto se desató luego de que Jorge, pese al apoyo de Carlos, perdió la pasada elección a la gobernación. Algunos dicen que se debió a peleas relacionadas con el manejo de la campaña. Sin embargo, ambos hermanos desmienten la versión y señalan que el divorcio es por motivos ideológicos.

Para Jorge el problema es que los congresistas del Tolima, incluido su hermano, han hecho muy poco por la comunidad y se han dedicado a sostener microempresas electorales. Añade que Carlos debe demostrar que su elección como presidente del Senado será más que una exaltación personal .

Con diplomacia, pero sin ceder un ápice, una característica que sus amigos identifican en él, Carlos lamenta que Jorge se haya pasado a la otra orilla y dice que lo espera en la posesión. Pero Jorge responde: No creo que mi presencia se justifique .

Pase lo que pase, este hecho deja al descubierto uno de los rasgos clave de la vida política de Carlos García: su capacidad para no descomponerse ante sus adversarios, aunque sean de su misma sangre.

Impasible recibe los elogios de sus seguidores, que lo consideran un político dedicado a la comunidad y enfrenta a sus enemigos, que aseguran que su estrategia es el clientelismo.

Café amargo.

La trayectoria política del senador García empezó justo donde su carrera de médico entró en receso. Luego de 13 años de trabajo como neurocirujano, en 1988 saltó al ruedo político como concejal de Icononzo, su pueblo natal.

Con el apoyo de Jorge, fundó el movimiento Fuerza Cívica Liberal y dejó atrás un capítulo de su vida en el que tomó fotografías de matrimonios para pagar la universidad y en el que logró especializarse en neurología en Lyon (Francia).

No fue fácil abrirse espacio en una región dominada por Alberto Santofimio y por dinastías como la de los Jaramillo. Mientras los otros políticos repartían puestos, Carlos hacía obras , dice Alvaro Parga, gerente del Banco Colpatria en Ibagué.

Otros sostienen que su paso de concejal a diputado y su salto a la Cámara de Representantes fueron impulsados por la indebida utilización del Comité Departamental de Cafeteros.

En 1993, el diario El Nuevo Día, de Ibagué, reveló un memorando de la Superintendencia de Control de la Federación Nacional de Cafeteros, que describía la utilización del Comité del Tolima a favor del movimiento de García.

El documento, firmado por Jorge Arango Mejía, denunciaba que cuando el Comité era dirigido por Jorge García hubo casos de destinación de personal, dineros y equipos a favor del movimiento político de su hermano Carlos. De hecho, el grupo se conocía informalmente como el Cafetero .

Entre los hechos irregulares figura el caso de un conductor que recibió una orden de la Gerencia para usar un vehículo del Comité y facilitar el transporte de personas que iban a inscribir cédulas para votar.

Los dos hermanos rechazan enfáticamente esas versiones. Además, anotan que Jorge renunció en 1989, un año antes de que Carlos llegara a la Cámara. Todo es falso , añade Carlos.

Malos recuerdos.

Lo del Grupo Cafetero pasó a la historia. Hoy se habla más de la Fuerza Cívica y los seguidores de García prefieren describirlo como un hombre desinteresado que en muchas ocasiones, en pleno Senado, se ha puesto a revisar radiografías y exámenes médicos para dar diagnósticos gratis.

Con estos gestos ha ganado amigos incondicionales y colaboradores de por vida.

En medio de esa larga lista de amigos, en su departamento mencionan el nombre del senador vallecaucano Gustavo Espinosa Jaramillo, condenado por enriquecimiento ilícito dentro del proceso 8.000.

García cree que quienes hoy desempolvan esos recuerdos solo buscan dañar su imagen. Sostiene que nunca fue amigo de Espinosa y que solo hizo una llave política para las elecciones de 1990, época en la que el senador vallecaucano no tenía manchas en su hoja de vida. La alianza le significó a Espinosa 4.000 votos tolimenses.

Si hubiera sabido que Espinosa recibía dineros ilícitos, no le hubiera pedido al Tolima que votara por él , explica.

Luego de esa campaña, García logró destacarse como congresista y denunció malos manejos en el Fondo Nacional del Café. Me sorprende su capacidad para manejar los asuntos económicos y especialmente el tema cafetero , dice el senador Víctor Renán Barco.

García, casado con una neurocirujana y padre de tres hijos, aguarda ahora, sin mucha convicción, que el representante Antonio Navarro cumpla la promesa de presentar pruebas en contra suya sobre una distribución de auxilios parlamentarios. Navarro dijo que García los repartió a diestra y siniestra durante este año.

No va a pasar nada porque Navarro no tiene nada , dice García, convencido de que ninguno de sus enemigos podrá evitar que él presida el Senado en su último año de sesiones.

FOTO: SE PREVE que en su último año de sesiones el actual Congreso deberá debatir temas neurálgicos como la reforma a la Fiscalía, una adicción presupuestal y el presupuesto para el 2002.

Archivo / EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.