LARGA HISTORIA DE CONDENAS A LAS FARC

LARGA HISTORIA DE CONDENAS A LAS FARC

Un emisario llegó el viernes 6 de julio a la Casa de las Farc, en pleno centro de San Vicente del Caguán, con un inusual paquete: el original y 20 copias de una extensa carta de la ONG de derechos humanos Human Rights Watch (HRW), con sede en Washington.

15 de julio 2001 , 12:00 a.m.

Un emisario llegó el viernes 6 de julio a la Casa de las Farc, en pleno centro de San Vicente del Caguán, con un inusual paquete: el original y 20 copias de una extensa carta de la ONG de derechos humanos Human Rights Watch (HRW), con sede en Washington.

La carta-informe tenía un destinatario: Manuel Marulanda Vélez , el legendario comandante guerrillero. Y un objetivo claro: responsabilizarlo de las atrocidades cometidas por sus combatientes y las reiteradas violaciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH).

El documento, según José Miguel Vivanco, director de HRW para América Latina, también fue enviado a las Farc por correo electrónico y desplegado en la página de Internet de HRW.

Pero, curiosamente, tres días después de que la carta ya era pública, desde Los Pozos, sede de los diálogos con el Gobierno, Marulanda respondió que ni a mí ni al Estado Mayor nos han enviado ese material .

El informe censura a las Farc por las sistemáticas violaciones al DIH: asesinatos y secuestros de civiles, uso de niños soldados, seudojuicios, tratamiento inhumano de combatientes capturados y desplazamientos forzados.

No es la primera vez que una ONG de derechos humanos u organismo intergubernamental regaña fuertemente a las Farc. Pero sí es la primera que las censuras se personalizan en un documento de 20 páginas.

En la década pasada, y sobre todo en los últimos dos años, se las condenas a esta guerrilla por violaciones al DIH han intensificado (ver recuadro).

A partir de 1994, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, adscrita a la OEA, empezó a mirar con mayor atención el conflicto armado colombiano. Y las Farc no se salvaron de los reparos.

Después, en 1997, llegó al país la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y, con sus informes, el mundo se entera no solamente de las prácticas atroces de las Farc, sino de los otros actores armados.

Las censuras del comportamiento de esta guerrilla frente al DIH también están contempladas, aunque sin tanto detalle, en los informes más recientes del Departamento de Estado de los Estados Unidos, la Unión Europea, Amnistía Internacional, así como ONG de DD.HH. colombianas, entre las que se destaca la Comisión Colombiana de Juristas.

Desprestigio político.

Hay muchas razones que explican el que Colombia y las Farc, particularmente, sean tema obligado en los últimos informes sobre DD.HH y DIH. Claro, hay que descontar que, por diversas circunstancias, en el mundo hay una especie de mirada distinta no excluyente del problema.

La primera de ellas, la degradación del conflicto. Los hechos son tantos y tan generalizados, que obligan a un pronunciamiento , dice Edgar Ruiz, ex militante del Eln y representante a la Cámara.

Pero las Farc- dice un analista consultado por EL TIEMPO- no están haciendo nada distinto de lo que toda la vida han hecho. Sino que ahora sus acciones se han hecho más visibles, porque han perdido legitimidad política.

A mi juicio, están en el punto militar más alto de toda su historia, pero nunca habían estado tan desprestigiados políticamente y tan aislados de una base social , aseguró la fuente.

A ello han contribuido, también, sus evasivas frente al tema del DIH. Esa particular manera de hacer caso omiso de los incontables cuestionamientos nacionales e internacionales por sus actuaciones en combate y fuera de él.

Alfredo Rangel, ex consejero de paz, vaticinó el martes pasado que si en anteriores ocasiones no hubo respuesta por parte de las Farc, es posible que esta vez también pasen de agache .

Rangel agregó que no creía que el fuerte regaño tuviera un impacto en el comportamiento de las Farc, hasta el punto de hacerlas reconsiderar sus prácticas atroces.

Y hasta ahora Marulanda le está dando la razón, pues aseguró que esa guerrilla, desde su creación hace 37 años, respeta el DIH .

La respuesta evasiva del comandante guerrillero sorprendió no solamente a Vivanco, que dijo que si Marulanda quería, le enviaba nuevamente el informe por correo certificado, sino a otras ONG y al propio Gobierno.

Me parece que eso es una burla abierta a HRW y a todas las ONG que han expresado críticas sobre el comportamiento de las Farc en torno al DIH. Es una disculpa totalmente inaceptable. Lo que pretenden es dejar que las críticas se desvanezcan y salgan de la visibilidad de los medios de comunicación , dijo Rangel.

.

FOTO:.

Las Farc hicieron rodar un carro bomba por las calles de Granada (Antioquia) y arrasaron tres manzanas del municipio. Murieron 16 civiles y 4 policías.

Edgar Domínguez / EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.