CÓDIGO DE VIDA PARA LA CONSTRUCCIÓN

CÓDIGO DE VIDA PARA LA CONSTRUCCIÓN

Los profesionales la construcción tendrán nuevas herramientas para establecer criterios mínimos de seguridad y protección en las edificaciones y sus habitantes.

14 de julio 2001 , 12:00 a.m.

Los profesionales la construcción tendrán nuevas herramientas para establecer criterios mínimos de seguridad y protección en las edificaciones y sus habitantes.

Por lo menos así lo define la normatividad del código 101 NFPA (sigla en inglés de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios). De hecho, ya se ha puesto en marcha la divulgación de la propuesta del Código Unico de la Construcción que resalta, en uno de sus apartes, el Código 101 de Protección a la Vida. El ingeniero Alfonso Panizo y el arquitecto Fernando Balbaro, especialistas peruanos que visitaron Colombia, evalúan el tema.

Debemos guiarnos por normas universales.

Alfonso Panizo.

"Tenemos que concientizarnos acerca de la importancia de aplicar normas internacionales confiables y cuidadosas en el diseño de edificaciones (hoteles, aeropuertos, estadios, centros comerciales...) y que - de paso- ofrecen la posibilidad de trabajar desde el primer momento en que se concibe una obra.

"Infortunadamente, muchas veces cometemos el error (como decimos en Perú) de acriollar las normas, es decir, adaptarlas a la fuerza a nuestro acomodo y eso no funciona, pues se abandonan aspectos que además de fundamentales son universales.

Hay que tener claro que debemos construir con la premisa de que las personas necesitan habitar un lugar seguro.

"De ahí, la importancia de las normas, cuyas variables se deben dar en tres etapas: primero, cuando se genera una reglamentación de uso obligatorio; segundo, cuando los municipios y ciudades asumen un sistema que fiscaliza o audita los procesos y, finalmente, algo muy esencial: cuando una autoridad competente se encarga de seguirles el paso a las obras, evaluarlas y controlarlas después de ".

Hay que actualizar los códigos obsoletos.

Fernando Balbaro, arquitecto peruano.

"Yo hago énfasis en las recomendaciones y los criterios arquitectónicos con que se concibe y se construye un proyecto. En ese sentido, tengo claro que a las personas hay que darles facilidades de evacuación en caso de emergencia (puertas, cerraduras, escaleras, distancias, protección contra fuego, elementos estructurales, en fin...).

"Es vital que existan entidades de control que supervisen las construcciones y miren, concienzudamente, cada uno de estos sencillos requerimientos de obra. "Claro, esto muchas veces no se cumple porque los constructores se enfrentan a tres problemas: hay desactualización de los códigos, es decir, se rigen por reglamentos obsoletos; a esto hay que agregarle que, en muchos casos, al darse cuenta de que no pueden aplicar un código, lo obvian. Finalmente, y eso es reiterativo, las normas vigentes no tienen un sustento técnico acorde con las necesidades.

"Es imprescindible definir la norma con base en seminarios de discusión donde la gente (profesionales y comunidad en general) se reúna proactivamente para proponer cambios en los códigos, unificar criterios y resolver necesidades universales de construcción".

gabflo@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.