CLAVES PARA PREDECIR EL PÁNICO

CLAVES PARA PREDECIR EL PÁNICO

Con Argentina al borde de la cesación de pagos y Turquía en apuros, hay una palabra que no deja de sonar en los mercados, salas de directorios y ministerios de finanzas: contagio.

13 de julio 2001 , 12:00 a.m.

Con Argentina al borde de la cesación de pagos y Turquía en apuros, hay una palabra que no deja de sonar en los mercados, salas de directorios y ministerios de finanzas: contagio.

Hace sólo cuatro años, la devaluación en Tailandia demostró ser un virus financiero que se propagó a Yakarta, Ciudad de México, Moscú y Sao Paulo. Es fácil ver cómo la fragilidad económica traspasa fronteras: Brasil realiza mucha actividad comercial con Argentina, por eso un enfriamiento en el primero afecta a compañías del segundo. Pero el contagio financiero, es más difícil de predecir. Y éstas con las cuatro primeras señales de alerta:.

Cómo está capeando la tormenta México?.

Los ataques de pánico financiero pueden castigar incluso a países con políticas económicas sólidas. El mejor ejemplo de esto es México. Los mercados creen que el gobierno está haciendo lo correcto, pese a la vulnerabilidad del país ante la desaceleración de Estados Unidos. Pero el peso ha comenzado a caer frente al dólar en las últimas semanas, y los analistas culpan de esto a Argentina.

Cuánto tienen que pagar los países en vías de desarrollo por el dinero?.

Los inversionistas, inquietos, exigen mayores beneficios por arriesgarse, y eso se refleja en las tasas de interés en los bonos de los mercados emergentes. Un barómetro del nerviosismo es la diferencia entre el rendimiento en el Indice de Bonos de Mercados Emergentes y la deuda del Tesoro de EE.UU. El jueves, la diferencia era de 9,30 puntos porcentuales, frente a los 7,66 puntos porcentuales del 29 de junio. Cerca de la mitad del incremento provino de los bonos argentinos. El resto refleja el efecto que Argentina y Turquía tienen sobre otros países.

Ansían liquidez los inversionistas?.

Cuando los inversionistas se asustan, están dispuestos a pagar un precio para salir rápidamente del mercado y conseguir efectivo.

Durante los peores momentos de la última crisis mundial, cuando los acreedores se negaron a dar crédito incluso a algunos prestatarios estadounidenses, ocurrió un extraño fenómeno en el mercado de bonos.

Los inversionistas estaban dispuestos a aceptar tasas de interés más bajas sobre los bonos del Tesoro a 30 años recién emitidos que en otros bonos a 30 años emitidos sólo unos meses antes. Ambos eran seguros, pero el mercado para papeles a 30 años era más liquido que el mercado para los de 29 años y medio, y eso les daba a los inversionistas una salida más fácil.

No creo que estemos en ese tipo de situación , dice William Cline, economista jefe del Instituto de Finanzas Internacionales, un centro de investigación.

El jueves el diferencial entre los rendimientos de un nuevo bono del Tesoro a 10 años y uno emitido hace unos meses era sólo de 0,02 puntos porcentuales.

Cómo están resistiendo los mercados cambiarios de tipo fijo?.

Durante la crisis de fines de los 90, varios países mantuvieron sus monedas vinculadas al dólar. Los bancos centrales pagaron miles de millones de dólares para mantener las tasas de cambio fijas. Cuando se rindieron, se produjo un desplome desastroso.

Ahora, sólo unos pocos países grandes siguen fijando sus tasas de cambio, Argentina entre ellos, pero los inversionistas están apostando en contra del peso. A algunos les inquieta que la atribulada situación de Argentina contagie a otros sistemas de cambio fijo, aunque hasta el momento, la presión sobre el dólar de Hong Kong ha sido mínima.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.