Vientos de libertad en el mundo árabe

Vientos de libertad en el mundo árabe

VIENE DE LA PÁGINA 1-2

30 de enero 2011 , 12:00 a.m.

A su modo de ver, se está dando un proceso histórico: "Hace ya mucho que los árabes están preocupados porque, mientras en varias partes del mundo avanzan procesos de libertad, ellos quedan al margen".

Según el Profesor Ajami, un dato que publicó el periódico digital en árabe Ilaf resulta significativo: un 86 por ciento de los lectores dice apoyar las protestas.

"Puede el mundo árabe oír numerosas críticas a Israel y EE. UU., pero saben que un Presidente estadounidense se va en pocos años y que también a un Primer Ministro de Israel es posible cambiarlo en las urnas ordenadamente. Pero ellos, los árabes, tienen al mismo régimen durante dos, tres décadas. No aguanta más", recalcó Ajami.

Como en Irán en 1979 Sin embargo, académicos israelíes estiman que estas protestas le podrían abrir las puertas al islam radical, algo que "nada tiene que ver con la democratización", al menos en el modelo occidental.

"No tengo duda. Aunque esto se plantee como una ola de reivindicaciones sociales y de apertura política, finalmente los radicales islámicos serán los que determinen el resultado y se adueñen de la corriente", opinó en charla con EL TIEMPO Dan Schiftan, director del Instituto de Seguridad Nacional de la Universidad de Haifa. "De aquí, estoy seguro que no se va a ningún tipo de democracia ni pluralismo".

En la misma línea está Guy Bechor, director del Departamento de Oriente Próximo en el Instituto de Hertzlia: "Esto comenzó, sí, en Túnez, como un movimiento social y político, de exigencias de cambio. Pero sucederá lo mismo que en Irán en 1979: los islamistas intentando tomar el poder".

Bechor recuerda que "también cuando en las calles de Teherán en 1979 salieron a protestar contra el sha (rey iraní), el ayatolá Rujola Jomeini afirmaba que él luchaba por la libertad de expresión y del pueblo. Pero todos sabemos en qué se convirtió Irán", dice.

El elemento determinante en este mosaico es Egipto. "Es el ancla de Oriente Próximo. De lo que pase allí dependerá lo que suceda en el resto de la región", sostiene Schiftan. Bechor concuerda. "Si Egipto cae, Irán va a estar esperando y caerá toda la región, lo cual no servirá a los intereses de ningún moderado en la zona, ya que las autocracias actuales serán sustituidas por autocracias fundamentalistas islámicas".

El mensaje que salió del presidente de EE. UU., Barack Obama, será clave.

Aunque apoye la estabilidad, y urja por reformas "la calle lo podría interpretar como un visto bueno a la caída del régimen", teme Bechor.

Testigo: 'El país paró' Maged El Gebaly, cairota, profesor universitario.

"Hemos visto mucha violencia contra la juventud en las calles y ya no queremos más. (...) Hay mucha sangre, la Policía ha usado gases lacrimógenos e incluso balas. Hay muchos muertos y aún más heridos. Las autoridades cortaron nuestra comunicación con el mundo por Internet y no tenemos ni siquiera celulares. El viernes, el aeropuerto no funcionó y la bolsa paró. El país paró. (...) Yo veo que va a pasar una de dos cosas: o un golpe militar apoyado por Estados Unidos, o que la misma juventud obligue al Gobierno a una transición pacífica hacia la democracia".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.