SIN CUERDA...

SIN CUERDA...

Para fin de año, cada loco con su tema. El de los madrileños fue un reloj. El mismo cuyas campanadas sirven de referencia a millones de españoles para marcar el fin de un año y el comienzo de otro.

02 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Una avería, la más importante desde que empezó a funcionar el reloj de la torre de la Puerta del Sol en 1886, tuvo en vilo a media España y a los medios de comunicación locales que siguieron el problema hora tras hora.

Un relojero trabajó sin descansar durante casi 24 horas para repararlo. Las manecillas del reloj se pararon por la rotura de varias piezas del mecanismo, cuando un electricista de televisión preparaba la clásica retransmisión de las cero horas.

En caso de que no hubiera sido reparado a tiempo, una cadena de televisión privada había previsto retransmitir las campanadas de medianoche desde el reloj del ayuntamiento de una pequeña ciudad cercana a Madrid.

El reloj de la Puerta está considerado por expertos como el cronómetro de torre más perfecto de España, con un retraso calculado en ocho segundos por año.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.