Ecobici, un ejemplo de movilidad

Ecobici, un ejemplo de movilidad

El joven que iba caminando por el Paseo de la Reforma sacó de su maleta una tarjeta y se subió inesperadamente en una bicicleta parqueada en el andén. A las pocas cuadras, el mismo jovencito se bajó de la 'bici', la dejó en otro andén y siguió su camino. Así, tan fácil, tan sencillo, funciona Ecobici, el sistema de transporte individual más importante de Ciudad de México, un servicio que nació el 26 de febrero del año pasado para estimular el uso de la bicicleta y bajar los niveles de polución en una de las ciudades más pobladas del mundo, con cerca de 25 millones de personas.

29 de enero 2011 , 12:00 a.m.

Ecobici cuenta con una flotilla de 1.200 bicicletas distribuidas en 90 estaciones localizadas en las colonias Cuauthémoc Juárez, Roma Norte, Hipódromo, Condesa y Condesa y Centro. A la fecha, unas 22.000 personas utilizan el servicio de lunes a domingo de 6 de la mañana a las 00:30 horas.

Para acceder a una bicicleta, los ciudadanos deben realizar un registro en Internet, donde se les pide la dirección de su casa y referencias bancarias.

También deben cancelar, anualmente, 300 pesos mexicanos (unos 60.000 pesos colombianos).

A cada usuario le entregan una tarjeta inteligente que sirve para desactivar los candados de las bicicletas y así utilizar el 'caballito de acero' en recorridos cortos. Las estaciones para dejar las bicicletas están ubicadas a una distancia de 300 metros la una de la otra. Además, los afiliados al sistema tienen la posibilidad de consultar en una página Web la disponibilidad de bicicletas según la estación para no perder el viaje. Según la Secretaría de Medio Ambiente de Ciudad de México, en los 11 meses que lleva el servicio se han registrado un millón 17 mil viajes, equivalente en kilómetros a darle la vuelta al mundo 35 veces. El pasado 23 de enero, Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del Distrito Federal, premió al usuario un millón, un ciclista llamado José Ángel González Araujo, quien recibió de manos del mandatario una tarjeta de uso ilimitado de Ecobici, una cena para dos personas y entradas para ir a teatro y a un museo. El único ejemplo en Bogotá de este tipo de estrategias para incentivar el sistema individual de transporte son las 400 bicicletas que existen en el campus de la Universidad Nacional y que son de uso libre por parte de estudiantes y trabajadores. La experiencia no ha sido muy exitosa porque las bicicletas han sido víctima de los vándalos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.