Movilidad sin carros

Movilidad sin carros

En 1998 se inauguró el pico y placa, con el objeto de aumentar la movilidad y disminuir los trancones. Pero algo debió fallar en el camino porque hoy tenemos más trancones y menos movilidad.

27 de enero 2011 , 12:00 a.m.

En sana lógica, no podemos echarle toda la culpa al pico y placa porque otros factores pudieron contribuir, tales como la revaluación y el libre comercio, que abarataron la tenencia de automóviles. En cualquier caso, el pico y placa sigue en el banquillo.

En su momento se advirtió que esa medida no iba a solucionar el problema de movilidad, sino que impulsaría la compra de un segundo carro.

También se dijo que, tras el alivio inicial en el tráfico, las familias se animarían a comprar vivienda cada vez más lejana del centro de la ciudad y las autoridades sentirían menor urgencia de trabajar en los problemas viales; todo lo cual aumentaría el parque automotor, los desplazamientos de la gente y permitiría el deterioro vial por desidia gubernamental.

Siempre existe la tentación de extender el pico y placa.

Por ejemplo, a los sábados y a la mitad de los carros por día (a diferencia del 40 por ciento, como es actualmente); la mitad, lunes, miércoles y viernes, y la otra mitad, martes, jueves y sábado. De hecho, nuestros gobernantes han venido extendiendo la restricción, sacando cada vez más carros de las vías con el argumento de evitar un colapso en la ciudad.

El problema de la movilidad no es que haya demasiados carros y pocas vías.

Este diagnóstico estático es incompleto y ha llevado a implementar erróneamente medidas como el pico y placa.

El verdadero problema debe enfocarse desde el punto de vista dinámico: el número de vehículos crece más rápido que el número de vías.

Visto así, la solución radica en disminuir el crecimiento de vehículos y aumentar el crecimiento del espacio vial, hasta alcanzar un equilibrio.

Según el Secretario de Movilidad de Bogotá, el número de vehículos nuevos que ha ingresado es histórico. Ciertamente, en el 2010 entraron cerca de 150.000.

Se estima que el parque automotor actual en Bogotá es de millón y medio de vehículos, el doble de lo que había cuando comenzó el pico y placa. Sin las vías adecuadas para acomodarlos.

El pico y placa no es la solución porque no disminuye el crecimiento del parque automotor, sino que lo aumenta -contrario a lo que se requiere-.

Entonces, ¿cuál puede ser la solución al problema de movilidad? Primero, volver al horario anterior de pico y placa (6 horas diarias, en lugar de 14) con el objeto de ir moderando la demanda de un segundo carro.

Segundo, encarecer significativamente la tenencia y el uso del carro en la ciudad. La acción más efectiva para ello sería elevar drásticamente los aranceles a la importación de vehículos particulares, repuestos y autopartes para ensamblaje.

Hace 50 años, por ejemplo, el arancel para la importación de automóviles en Colombia era de 300 por ciento. Hoy es de 20 o 30 por ciento.

De paso, con esta acción, el Gobierno central llenaría sus arcas y aliviaría su apremiante situación fiscal.

Tercero, elevar el impuesto de rodamiento hasta la estratosfera y el impuesto a los parqueaderos. De paso, con esta medida, los gobiernos locales llenarían sus arcas lo suficiente para mejorar la red vial y el transporte público.

Seguramente nuestros gobernantes han pensado en estas soluciones, pero se encuentran con el veto de las ensambladoras, comerciantes y demás sociedades importadoras de vehículos automotores.

Al final, se trata de un pulso entre intereses públicos y privados.

* Ph. D. en Economía

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.