El adiós de Lance Armstrong

El adiós de Lance Armstrong

Lance Armstrong puso pie a tierra. El puesto 67, a 6m 42s del ganador del Tour Down Under, el australiano Cameron Meyer, fue su última aparición en la clasificación general de una carrera de ciclismo del estadounidense. (VER INFOGRAFÍA: LAS SUBIDAS Y BAJADAS DE LANCE ARMSTRONG)

25 de enero 2011 , 12:00 a.m.

Se va peleado con los organizadores de carreras, con la prensa y perseguido por las acusaciones de dopaje, de las cuales se ha defendido mucho mejor que cuando su mayor enemigo, el alemán Jan Ullrich, lo atacó en las duras jornadas de montaña del Tour de Francia, la carrera que ganó en siete oportunidades.

Ahora sí Armstrong colgó la bicicleta, luego de haberlo hecho en el 2005, cuando ganó por séptima vez consecutiva el Tour de Francia, algo que parece insuperable. Volvió en el 2009, para demostrar que ganó limpiamente y no como muchos lo dicen, con ayudas médicas prohibidas.

"Lo dejo (el ciclismo) sabiendo que di lo mejor de mí y no necesito que nadie me dé una placa o me eleve una estatua. Todo ha sido bueno para mí en muchos niveles, ha sido un buen paseo", señaló el estadounidense cuando anunció su retiro definitivo. "No puedo negar la edad que tengo, es algo que hace tres años quizás podría haber negado, pero ahora no puedo", agregó el ciclista de 39 años.

En vez de licra, zapatillas y casco, Lance vestirá de saco y corbata, seguirá de convención en convención y de reunión en reunión con los hombres más poderosos del planeta en busca de ayudar a los enfermos de cáncer, una enfermedad a la que derrotó en el embalaje más cerrado que ha tenido en su vida, a finales de 1996.

Lance Edward Armstrong nació en Austin (Texas, Estados Unidos), el 18 de septiembre de 1971, en el hogar de Linda Mooneyham, una secretaria, y de Eddie Charles Gunderson, que trabajaba como coordinador de rutas para The Dallas Morning News. Su nombre, Lance, se lo pusieron en honor de Lance Rentzel, un jugador de los Vaqueros de Dallas, equipo del fútbol americano.

Linda y Eddie se separaron cuando Lance tenía 2 años. Su mamá se casó con Ferry Keith Armstrong, un vendedor que le dio su apellido en 1974.

En los salones de clase, el joven Lance era brillante, pero sobresalía más en el deporte. A los 15 años demostraba sus capacidades atléticas en las competencias de triatlón en las que participaba.

Sus tiempos en la natación eran inalcanzables y su zancada en el atletismo era tan larga que se hacía insuperable. Cuando tomaba su bicicleta, se convertía en un rayo y sus rivales lo veían en la salida y luego en el podio de premiación.

Despuntó en el ciclismo en 1993, cuando fue campeón de ruta de Estados Unidos, con lo que se ganó el cupo en el seleccionado nacional para el Mundial profesional de Oslo (Noruega). Se sabía que era fuerte en el llano, pero poco le ayudaban los 1,77 metros de estatura y los 72 kilos de peso para la dura escalada.

Armstrong dio el gran golpe. Se voló en las calles empantanadas de Oslo y en la meta derrotó al español Miguel Indurain, al alemán Olaf Ludwig y al colombiano Álvaro Mejía, quienes lo escoltaron.

Con el equipo Motorola incursionó en el Tour de Francia en 1993, 1994, 1995 y 1996, con sendos retiros y solo un triunfo de etapa.

Firmó un contrato con el equipo francés Cofidis. Fuertes dolores de cabeza y una molestia testicular cuando estaba muchas horas pedaleando lo obligaron a consultar a un médico. Los exámenes arrojaron una lamentable noticia: padecía de cáncer testicular, que se extendió a los pulmones y a la cabeza.

Se sometió a una cirugía de cráneo. Le extirparon los tumores malignos y comenzó el ciclo de quimioterapia. La escuadra del Cofidis le quitó el respaldo. En diciembre de 1996, sin pelo, con cicatrices en su cabeza y casi que sin fuerzas, secuelas del tratamiento, confirmó que había superado el cáncer.

Volvió a tener el apoyo de Johan Bruyneel, técnico del Motorola, escuadra que se convirtió en el US Postal, el patrocinador oficial. Allí, Armstrong hizo y deshizo. Su fortuna es incalculable. En el 2001, Armstrong, sólo en el Tour de Francia, ganaba 75 mil dólares por un triunfo parcial, 50.000 por vestirse de amarillo y cada día que seguía de líder, en su alforja metía 15.000 dólares.

El 18 de abril del 2005 anunció su retiro del ciclismo. "El próximo será mi último Tour", dijo. Se dedicó a su familia y a la causa Livestrong, fundación encargada de recoger fondos para el tratamiento del cáncer.

A pesar de haberse ido, los señalamientos de su dopaje nunca se detuvieron.

Algunos de sus ex compañeros también lo señalaron, pero nunca dio positivo y, al final, no se le comprobó nada.

Cansado de eso y con la meta de "pedalear para que Livestrong ganara adeptos", el 8 de septiembre del 2008 dijo que regresaba al ciclismo. Fue tercero del Tour de Francia y 11 en el Giro de Italia, luego de tres años sin competencia, con el equipo Astana, donde libró la batalla por la capitanía del grupo con el español Alberto Contador. Salió al paso de las declaraciones de Floyd Landis, ganador el Tour 2006 (título que perdió por dopaje) y que fue su compañero de equipo en el US Postal 2001 y 2004, quien aseguró que vio a Armstrong doparse "en varias ocasiones".

Más acusaciones El semanario Sports Illustrated reveló nuevas acusaciones de dopaje en los años 90, cuando corría para la formación Motorola. Su ex compañero de equipo Stephen Swart lo acusa de ser el "instigador" de un sistema de dopaje organizado. Pero Armstrong sigue negándolo todo.

Ayer, Mike Anderson, un ex mecánico y asistente personal, aseguró que encontró una caja de cartón con la inscripción 'Andro' (por Androstenediona, un esteroide prohibido) en el cuarto de baño de la habitación de un hotel que ocupaba Armstrong en España, lo que, como es costumbre, se quedará en eso, en una acusación. Su vida privada fue tan polémica como la deportiva. En 1998 se casó con Kristin Richard, de cuya unión hay tres hijos: Luke y las gemelas Isabelle y Grace. La pareja se divorció en septiembre del 2003 y Armstrong tuvo relaciones sentimentales con la cantante Sheryl Crow y con la diseñadora de moda Tory Burch. Luego, en diciembre del 2008, dijo que su novia, Anna Hansen, estaba embarazada. El niño, Maxwell Edward 'Max' Armstrong, nació el 4 de junio de 2009 en Aspen, Colorado y el año pasado nació Olivia.

El domingo pasado, Armstrong fue al acrílico a estampar su firma como integrante de un lote ciclístico en su última carrera con la camiseta del RadioShack, el Tour Down Under, levantó su brazo derecho y le dijo adiós al ciclismo, dejando atrás los siete títulos del Tour de Francia, lo que lo cataloga como el mejor corredor en la historia de la prueba por etapas más importante del mundo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.