Plazo para desmovilización de guerrilleros presos

Plazo para desmovilización de guerrilleros presos

Los guerrilleros presos desde antes del 4 de abril del 2008 que no tengan procesos por delitos graves (atroces, de lesa humanidad) tienen plazo hasta el próximo 13 de marzo para desmovilizarse y recuperar su libertad mediante el indulto político.

25 de enero 2011 , 12:00 a.m.

El Decreto 4619 de diciembre pasado, y divulgado ayer por el Ministro delegatario en funciones presidenciales, Germán Vargas Lleras, en este sentido, modifica el Decreto 1059 de 2008, que no establecía fecha límite para acogerse a este beneficio.

En la actualidad, en Colombia solo se indultan los delitos políticos de rebelión, sedición y asonada.

Según estadísticas del Gobierno, los guerrilleros privados de la libertad antes de abril del 2008 son unos 300, pero el promedio histórico de indultos aceptados, por solo tener delitos políticos, es apenas del 5 por ciento.

La determinación gubernamental parece estar dirigida a estimular a los guerrilleros presos a abandonar su compromiso con la subversión.

Para obtener los beneficios de la desmovilización, tanto los económicos como el perdón de los delitos políticos, es indispensable que renuncien a su militancia y colaboren con el desmantelamiento de la organización ilegal.

Por esta vía, el Gobierno aspira a tener nuevos aliados, con información clave, para debilitar a la guerrilla.

El decreto conocido ayer también establece que, en el futuro, ningún guerrillero que tenga procesos por delitos atroces puede ser objeto de indulto de sus causas políticas. Esto sí venía ocurriendo.

Si con posterioridad a la concesión del beneficio los excombatientes incurren en nuevos delitos, se revocará el perdón político.

Quienes aspiren a alcanzar estos beneficios deberán obtener respuesta de las autoridades judiciales dentro de los cinco días hábiles siguientes a su formulación.

Cualquier adulteración en los documentos que sirvan como base para el trámite de este proceso lo anulará.

Una medida jurídica similar opera para los ex combatientes rasos del paramilitarismo. Como no se considera que la suya sea una causa política, para ellos no se aplican los delitos de rebelión, sedición y asonada, sino concierto para delinquir.

Los ex paramilitares rasos también reciben un beneficio parecido, con la obligación de dar a las autoridades información que conduzca al aniquilamiento de sus organizaciones.

Las cifras de la rebelión 957 FUERON DETENIDOS EN 2010 POR ESTE DELITO.

Desde el 2008 se han recibido 930 solicitudes de desmovilización de guerrilleros presos. De ellas, avanzaron las de 402 ex subversivos que no tenían delitos diferentes de los políticos, que son indultables.

Pero otras 175 fueron negadas porque las personas tenían acusaciones por delitos comunes, y el resto está en trámite. De acuerdo con el Inpec, actualmente en las cárceles del país hay 1.811 personas detenidas por el delito de rebelión. Solo el año pasado, según la Policía, 957 fueron capturadas por rebelión

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.