En Túnez, el pueblo quiere cambio total

En Túnez, el pueblo quiere cambio total

La presión popular en Túnez para exigir la dimisión del gobierno de transición y de los ministros procedentes del régimen de Zine El Abidine Ben Alí adquirió una nueva dimensión, con el sitio del palacio del Primer Ministro por mil jóvenes llegados del centro del país que desafiaron el toque de queda.

24 de enero 2011 , 12:00 a.m.

Las manifestaciones durante todo el fin de semana en Túnez dieron fuerza a los interrogantes sobre la capacidad del gobierno provisorio para resistir a la presión popular, cuando un llamado a una huelga ilimitada de los docentes fue lanzado para hoy, lunes. Miles de manifestantes sindicalistas, opositores de izquierda, islamistas, ciudadanos ordinarios, mujeres y niños sitiaron durante toda la jornada el palacio de la Kasba en el centro de la capital, donde trabaja el primer ministro, Mohamed Ghanuchi. Los participantes de la 'Caravana de la liberación' que partió el sábado del centro oeste pobre y rural del país, a los que se unió una masa de manifestantes en Túnez, fueron los primeros en poner sitio a la sede. Reacción nacional Los integrantes de la caravana partieron de Menzel Buzaian, Sidi Buzid y Regueb, las ciudades donde se inició la revuelta popular y al comienzo estrictamente social, que el 14 de enero culminó en una primera etapa con la caída del presidente Ben Alí. Pero la protesta también viene de las filas de los islamistas, una vez más discretamente presentes en las manifestaciones del domingo. El Gobierno parece contar con un agotamiento del movimiento en los próximos días y ha redoblado sus esfuerzos para hacer funcionar de nuevo el país, sobre todo la actividad económica. Hoy, será una jornada clave para medir la evolución de la correlación de fuerzas entre los manifestantes y el Gobierno. Alumnos de las escuelas, colegios y parte de los liceos deben teóricamente volver a clases, después que éstas fueron suspendidas el 10 de enero, cuatro días antes de la fuga de Ben Alí a Arabia Saudí, pero el sindicato de los docentes de primaria llamó a una "huelga general ilimitada" a partir del lunes para exigir un nuevo gobierno liberado de la presencia de todos los dirigentes de la era de Ben Alí. Las autoridades anunciaron el arresto y la asignación a domicilio de dos de los más cercanos colaboradores de Ben Alí

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.