El vía crucis de Martha con su cédula

El vía crucis de Martha con su cédula

Cada vez que Martha Lucía Téllez escucha los llamados de la Registraduría, para que las personas que aún no han reclamado su cédula, lo hagan, siente una profunda indignación.

23 de enero 2011 , 12:00 a.m.

Esta bogotana, de 43 años, ha tenido que soportar un lento vía crucis, que ya va para cinco años, en la expedición de su nuevo documento, que ha afectado su vida cotidiana: no puede usar sus tarjetas de crédito, cambiar un cheque en un banco, pedir un préstamo, hacer un trámite notarial o solicitar una cita médica.

Su drama empezó el 16 de febrero de 2007 en el Cade de Bulevar Niza. Ese año, la Registraduría se había propuesto como meta renovar todas las cédulas blancas y pasar a la amarilla de hologramas. Por eso, Martha se acercó al lugar para iniciar los trámites de renovación. Allí le tomaron todos los datos, fotos y huellas y le entregaron un comprobante verde de 'documento en trámite'. Dos años más tarde, en junio, le robaron la billetera y con ella la antigua cédula. Entonces, se quedó con el endeble papelito, confiada en que a finales de ese año, su nuevo documento estaría listo. Pero eso no ocurrió.

Luego de interminables filas, llamadas al centro de atención, idas y venidas, le dijeron que tenía que volver a iniciar el trámite. La Registraduría de La Candelaria fue su segunda parada. Allí le entregaron otro comprobante y le repitieron que esperara la producción del documento. En julio del año pasado, el tiempo empezó a correr en su contra, cuando la entidad informó que a finales de ese mes, quién no tuviera la cédula amarilla quedaría indocumentado. "En mi caso eso era ilógico, porque la demora no era mía sino de ellos", advierte.

Angustiada, Martha empezó a presionar. El Grupo Élite, conformado por la entidad para atender casos específicos, le informó que su solicitud había sido rechazada porque no presentaba RH. El cade de Suba fue su tercera estación, en septiembre de 2010. En ese sitio le hicieron entrega de un nuevo comprobante y le dijeron, otra vez, que esperara.

De ahí en adelante, Martha no ha recibido más que excusas. Que su cédula ya se está produciendo, que se le enviará a donde realizó el trámite, que no porque presentó error de ingreso en el sistema, que envíe la contraseña escaneada, que hay un rechazo temporal, que espere el reproceso."Como persona uno se convierte en número, sin ese número pasa invisible ante la autoridad", sentenció.

600 mil cédulas rechazadas Consultada sobre el caso, la oficina de Comunicaciones de la Registraduría anunció que la cédula estará lista en tres o cuatro semanas y que como esta, hay más de 600 mil cédulas rechazadas por diferentes causas, entre ellas inconsistencias en la información. Eso quiere decir que igual que Martha, hay otros miles de ciudadanos que a diario hacen maniobras para poder identificarse.

HERJOS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.